El secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, junto al gobernador Alfredo Cornejo, entregó este viernes en Mendoza la primera certificación a catorce Municipios Saludables, entre ellos a la ciudad de Santa Fe. 

 

Bajo el lema “Municipios, cuidando tu salud”, se realizó la decimocuarta edición de las Jornadas Nacionales de Municipios Saludables y la Cumbre de Alcaldes e Intendentes de las Américas en el hotel InterContinental de Mendoza. El encuentro, que contó con la presencia de delegaciones de Chile, México, Colombia, Costa Rica y Perú, fue organizado por las carteras de Salud de la Nación y la provincia de Mendoza.

Se trata de un reconocimiento nacional a las gestiones locales por disminuir el impacto de los factores sociales y ambientales que actúan negativamente en la salud, entre ellos, los servicios de salud general, salud ambiental, factores socioeconómicos y modos de vida, para reducir las brechas de inequidad.

“Estamos entregando por primera vez certificaciones a los municipios por sus acciones proactivas para mejorar los determinantes sociales, las condiciones sanitarias, los estilos de vida y todo lo que repercute en la salud de la población”, indicó el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, durante la apertura del acto, del que también participó el gobernador Alfredo Cornejo.

Presentes en el encuentro

El encuentro fue encabezado además por la ministra de Salud provincial, Elisabeth Crescitelli, y contó con la participación del secretario de Coberturas y Recursos de Salud, Luis Giménez y la directora de Municipios y Comunidades Saludables, Bibiana García, de la Secretaría de Gobierno de Salud.

El programa tiene 15 años de vigencia en nuestro país y la ciudad de Santa Fe se incorporó al mismo en 2004. Desde ese momento se trabajó en fortalecer la promoción de salud con diversas estrategias locales. En este sentido, se conformó una mesa interinstitucional, una sala de situación de salud local y se cumplieron con diferentes estándares que permitió ser -en un primer momento- un Municipio Miembro, luego Adherente y Responsable, hasta llegar a obtener en estas jornadas la membrecía de Saludable.

En Mendoza estuvo presente el subsecretario de Salud y Deportes, Hernán Blesio, en representación del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe para recibir la certificación.

Los trabajos que realizó el Municipio en esta última etapa, se basaron en consolidar la sala de situación local de salud y la mesa interinstitucional. También se desarrollaron estrategias de trabajo atendiendo a líneas priorizadas, respondiendo a los planes de mejoras elaborados.

Para participar de la convocatoria de acreditación como Municipio Saludable, se realizó un proceso de autoevaluación, mediante el cual se trabajó intensamente en recopilar evidencias que permitieron construir más de 200 indicadores de los determinantes sociales de salud local. Luego se pasó a una instancia de evaluación externa que permitió acceder a este reconocimiento, que es la máxima membrecía a la que un gobierno local puede alcanzar.

La convocatoria estaba destinada a los municipios del país que tenían la membresía de “Responsable” previamente, a la cual se presentaron más de 40 localidades y solo 14 lograron acreditar los estándares exigidos por el programa.

Que la ciudad de Santa Fe haya obtenido este nivel de acreditación implica un gran salto cualitativo ya que se valoran no sólo los procesos generales de gestión, sino que también evalúa resultados en procesos de salud.

Características del Programa

El Programa Nacional de Ciudades, Municipios y Comunidades Saludables es una estrategia de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, para la gestión integral de políticas públicas para la mejora de la salud de la población de los municipios y comunidades argentinas.

El programa evalúa acciones territoriales que van desde el primer paso para acreditar como Municipio Adherente, vinculado a que el intendente y las autoridades locales se comprometan a generar una ordenanza para la creación de una mesa intersectorial y la implementación de proyectos locales alineados con la estrategia nacional de Municipios Saludables, después están los Municipios Responsables donde se pueden tener resultados concretos de esos procesos, y, finalmente, los Municipios Saludables donde uno empieza a ver indicadores de impacto en la población.