Por unanimidad, la Cámara de Diputados votó y giró al Senado un proyecto de ley para regular en el ámbito de la provincia de Santa Fe el ejercicio de la actividad técnica denominada “acompañante terapéutico”, tarea clave en los equipos interdisciplinarios de salud.

 

“Es una actividad hoy fundamental frente al nuevo concepto de no institucionalización de los pacientes que plantea la ley de salud mental” señaló Silvia Augsburger, impulsora del texto.

El proyecto aprobado define al acompañante terapéutico como “un agente de salud con formación teórica – práctica de nivel superior para integrar equipos interdisciplinarios de profesionales y técnicos del ámbito de la salud en la elaboración de estrategias de tratamiento no farmacológico, siendo su función brindar asistencia específica, en el marco del proyecto terapéutico en curso, con el fin de propiciar el sostenimiento integral de la salud, el mejoramiento de la calidad de vida y promoviendo la integración familiar, laboral y comunitaria de la persona asistida. La actividad del acompañante terapéutico incluye la docencia de grado y posgrado y tareas sanitarias, sociales, educativas y comunitarias”, según el artículo 2.

Augsburger estimó que son dos mil los técnicos que hoy están trabajando, la mayoría de ellos formados en institutos terciarios privados, como el Instituto Universitario del Gran Rosario y la Universidad Abierta Interamericana. Aclaró que los técnicos hacen lo que el profesional médico prescribe y ayudan a la autonomía de la persona asistida, a realizar su plan de vida dentro de las posibilidades que les da el padecimiento que estén cursando.

Otras provincias ya tienen leyes para el ejercicio de esa actividad. Son los casos de Córdoba, Chaco, Chubut, Mendoza, Río Negro, San Juan, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego. “Porque es responsabilidad del Estado garantizar el derecho humano de la salud respetando la singularidad de las personas y la regulación de la actividad técnica de acompañante terapéutico constituye un aporte en este sentido, solicito el acompañamiento del proyecto”, concluyó su alocución Augsburger.

El proyecto original fue presentado en 2017 con las firmas de Augsburger, Rubén Giustiniani, Leandro Busatto, Carlos Del Frade, Silvia Simoncini, Alicia Gutiérrez y Mercedes Meier. Logró dictámenes de tres comisiones y perdió estado parlamentario. En esta ocasión el proyecto fue presentado con el dictamen de mayoría de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, se votó el último jueves y fue girado al Senado.

La figura del acompañante terapéutico ha venido creciendo en forma sostenida en el sistema de salud especialmente a partir de la incorporación de nuevos enfoques de salud basados en las perspectiva de derechos humanos. “La función del acompañante terapéutico es la de colaborar en el tratamiento de la persona asistida por medio de la atención personalizada a fin de contribuir con el mejoramiento de salud, su calidad de vida y su reinserción social”, agregó la legisladora. El desempeño puede ser tanto en el ámbito familiar como a ámbito institucional en el abordaje de personas que transitan diversos dispositivos clínicos como hospital de día, centros de día, internación psiquiátrica, geriátricos. También pueden desempeñarse en el abordaje personalizado de niños, niñas y adolescentes con discapacidad, en riesgo social, en pacientes con padecimientos por consumos problemáticos sustancias y acompañar a sus familias y a las personas de su entorno social.

Las principales disposiciones

El proyecto votado define cómo será el ejercicio, las funciones y modalidades que tendrá la función; las condiciones y los requisitos a seguir para ejercer la tarea y deja en manos del Ministerio de Salud la aplicación de la norma.

También avanza en la creación de un registro de personal en el ámbito de esa cartera, los requisitos para ejercer la tecnicatura y un capítulo está dedicado a los derechos y deberes que tendrá así como las prohibiciones y el régimen sancionatorio.

En los últimos artículos, ordena a IAPOS incluir la cobertura del acompañante terapéutico en el nomenclador, al Estado hacer un reconocimiento con la categoría de agrupamiento técnico en la estructura escalafonaria del personal de la administración pública provincial y dispone un examen de equivalencia para quienes estén cumpliendo funciones sin título habilitante.

Filial

En la ciudad de Santa Fe funciona una filial de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA) que está anunciando un ciclo de capacitación a dictarse desde el 3 de agosto, con cupos limitados. Esta actividad consta de tres charlas que tendrán por escenario la sala 3068.