El primer tiempo fue muy parejo, las norteamericanas tuvieron algunas llegadas más, pero las europeas supieron aguantar los embates estadounidenses y su arquera, Sari van Veenendaal detuvo algunos remates peligrosos. De esa manera, se fueron al descanso sin goles.

En la segunda mitad las campeonas de Canadá 2015 salieron decididas a abrir el marcador y a los 16 minutos el primer gol llegó por medio de un penal que convirtió Megan Rapinoe. Stéphanie Frappart recurrió al VAR para chequear la falta dentro del área que terminó en el lanzamiento desde los 11 metros.

Ocho minutos más tarde es Rose Lavelle quien pone el 2-0 definitivo tras una jugada buena jugada individual y un fuerte lanzamiento desde la medialuna del área. Con los dos tantos el partido se le hizo cuesta arriba a Holanda, que no pudo descontar y meterse en partido en los últimos minutos.