El niño tenía 12 años. Su cuerpo fue encontrado en un campo con 30 puñaladas. Lo buscaban desde el miércoles. Investigan el violento crimen.

 

Alrededor de las 17 horas de este viernes familiares, amigos, docentes y vecinos recibieron en la puerta de la sala velatoria, ubicada en Cafferatta y Alfonsina Storni de la ciudad de Recreo, el cuerpo del nene que fue asesinado de 30 puñaladas.

A medida que la gente se fue enterando que los restos habían llegado, después de realizarse la autopsia, se fueron acercando al lugar. Los restos de Diego serán inhumados este sábado a las 14 en el cementerio municipal.

Diego desapareció este miércoles después de salir de la escuela y fue buscado desesperadamente por grupos de vecinos y docentes coordinados por la policía y la municipalidad.

Diego fue hallado en un campo. El cadáver estaba desnudo y los resultados de los primeros estudios al cuerpo indicaron que tenía más de 30 puñaladas, le habían cortado los genitales y poseía raspones que podrían obedecer a probables intentos de defensa.

Su ropa, en tanto, no fue encontrada en ese lugar por lo que se sospecha que el menor no habría sido asesinado allí sino arrojado después del crimen. Continúa la búsqueda del pantalón corto rojo, las zapatillas blancas y la remera mangas largas blanca que vestía el día de su desaparición.

El niño vivía con su papá, su madrastra, sus hermanos y medios hermanos. La familia ensamblada estaba compuesta por otras nueve personas y todos vivían a media cuadra de la Escuela 1338 a la que asistía Diego.

Según informó la Guardia Urbana de Recreo, la madrastra del nene fue retirada del velorio porque “estaba causando disturbios”, pero en el lugar permanecen la mamá, padre y otros familiares.