Las cesantías ejecutadas el lunes se suman a otros 58 despidos que contabiliza la CGT local desde el 2018. Desde la secretaría de Trabajo de Entre Ríos indicaron que la empresa está abonando las indemnizaciones por lo que no habría motivo de dictar una conciliación obligatoria.

 

La multinacional Unilever, dedicada a varios rubros entre el de alimentos e higiene y cuidado personal, decidió esta semana el despido de 16 trabajadores de la planta que la empresa tiene en el Parque Industrial de Gualeguaychú, Entre Ríos.

Desde la firma que maneja reconocidas marcas como Rexona, Dove, Skip,Cif o Knorr y Hellmann’s, argumentaron que la determinación se debe a una reorganización interna de la empresa.

A raíz de ello, el martes los empleados llevan a cabo de manera pacífica una medida de fuerza en defensa de los puestos de trabajo con el apoyo del Sindicato de Químicos y Petroquímicos.

“La empresa venía con un procedimiento de retiro voluntario abierto, y lógicamente los que se querían ir se iban. Pero al día de la fecha comenzó a mandar telegramas de despidos. Entendemos que es una barbaridad romper así la paz laboral porque los compañeros venían trabajando tranquilos. Estamos requiriendo a la autoridad de aplicación, que es el Ministerio de Trabajo, que habilite las medidas a su alcance, ya sea dictando la conciliación obligatoria o citando a la empresa y los trabajadores. Alguien tiene que intervenir acá”, afirmó Héctor Carrizzo, perteneciente a la comisión directiva del sindicato en diálogo con medios locales.

Según los representantes de los trabajadores, la planta de Gualeguaychú cuenta con 176 operarios. De ese total, 21 optaron por el retiro voluntario y 16 fueron despedidos el lunes pasado.

En este sentido, el secretario general de la CGT Gualeguaychú, Claudio De los Santos, subrayó que “Unilever contaba con 170 empleados y desde 2018 ya hubo 58 despidos, a los que hay que sumar varios retiros voluntarios del año pasado que no están considerados en estas cifras”

Apoyo de la CTA

Mediante un comunicado, la mesa local de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) expresaron su solidaridad a los operarios de Unilever tras los 16 despidos, “exigiendo su inmediata reincorporación, como así también manifestamos el acompañamiento a todas las acciones que en este sentido definan los trabajadores en sus asambleas”

Y agregaron que “una vez más, la multinacional despide aprovechando el clima de época que el gobierno de Macri ha creado con despidos y quita de derechos laborales. Las grandes multinacionales no son ajenas a estas maniobras que intentan destrozar el sistema de protección legal con el que contamos los trabajadores sembrando miedo e incertidumbre entre el colectivo de trabajadores y aprovecharse de esa situación de vulnerabilidad. Será de la mano de la organización, la resistencia y la unidad que logramos frenar estos atropellos”.

La posición del secretario de Trabajo de Entre Ríos

El secretario provincial de Trabajo, Fernando Quinoz, detalló que Unilever está abonando las indemnizaciones correspondientes y que los 16 despidos no ameritan dictar una conciliación obligatoria.

En este sentido sostuvo que “en la audiencia (del lunes pasado) ninguna de las dos partes solicitó la conciliación obligatoria de manera formal, independientemente que luego del encuentro una parte del sindicato la pidió por vía telefónica”.

“Analizadas las actuaciones no habría, a priori, motivos ni fundamentos jurídicos para dictar una conciliación obligatoria por cuanto la empresa estaría abonando las indemnizaciones contempladas en la Ley de Contrato de Trabajo”, afirmó Quinoz.

Y añadió: “Yo no puedo prohibir un despido. Existe una garantía constitucional que es la libre contratación pero también libremente pueden extinguir esa relación laboral. Si la cancela el empleador anticipadamente debe asumir la indemnización fijada en la ley”.

Por último, el secretario de Trabajo sostuvo aseguró que Unilever fue intimada “para que acredite el efectivo cumplimiento de los créditos laborales. Vía administrativa no hay pasos para revisar, pero las partes (los trabajadores) tienen la vía judicial para hacer algún reclamo si consideran que el despido es injustificado”.