El golpe que significó para las “Madres que se plantan” un fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario que revocó una sentencia de primera instancia que les permitía cultivar, elaborar y suministrar aceite de cannabis para mejorar la salud de sus hijos con patologías neurológicas pero no las paralizó.

La abogada y concejala de Ciudad Futura, Jésica Pellegrini, anticipó que recurrirán a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde ya hay otras dos presentaciones de Salta y Río Negro esperando ser aceptadas. “Esto vuelve todo a foja cero y lo peor es que se trata de una decisión que se toma sin escuchar la voz de las madres”, lamentó la abogada, quien así remarcó la posibilidad de que aún hay en el máximo tribunal de Justicia. “Esperamos que allí se resuelva”, indicó.

“Pasó”

“Lo único que sabíamos que no debía pasar, pasó; y fue que los jueces que integran la cámara nunca recibieron a las madres, nunca las escucharon y refieren a un «remedio casero» que se le suministra a menores sin que ofrezca garantías, lo que vuelve a desconocer el acompañamiento de la Aupac y de la UNR”, protestó la abogada, y agregó: “Eso además es falaz, no sólo por la prueba presentada, sino además porque hablan de constituirse en garantes de los derechos de esos menores, cuando hay un dictamen previo de la Defensoría de Menores del Tribunal Federal que ya en primera instancia avaló el pedido de las madres”.

Con esos argumentos, los jueces enviaron a las madres, en tres casos de niños con epilepsia, a recurrir al aceite de cannabis que la Nación ofrece a través del Hospital Garrahan, una alternativa que ya habían probado sin resultados; y a otras tres, con patologías diferentes, a inscribirse en programas de investigación del mismo hospital. “Con los avances que los chicos habían tenido y que constan en las historias clínicas, eso es criminal”, dijo la abogada sin medias tintas.

Ahora ya preparan el recurso extraordinario federal para presentar ante la misma cámara y que desde allí deberá ser elevado a la Corte Suprema de la Nación. La expectativa, en parte, está puesta en que ya hay otros dos casos, individuales, de Río Negro y Salta, que llegaron al Tribunal por idéntica situación.

“La única diferencia es que el nuestro es colectivo, pero el derrotero es más o menos el mismo, y esperamos obtener allí una respuesta favorable”, concluyó la letrada.

Al Concejo

El colectivo Madres que se Plantan estará mañana en el Concejo. Allí sus integrantes presentarán un proyecto repudio a la medida judicial, visibilizando una vez más la batalla que dan por la salud de sus hijos.