Más de 50 trabajadores protestaron frente al edificio de la Municipalidad y denunciaron situaciones de irregularidad. Caos vehicular en el centro.

Empleados del Tríptico de la Infancia realizaron ayer una marcha de protesta frente al edificio de la Municipalidad de Rosario. Los manifestantes cortaron el tránsito en el tramo de Buenos Aires, entre Córdoba y Santa Fe. Fue para reclamar por una situación de “precarización laboral”. Son 55 trabajadores que se encuentran contratados y pidieron que se regularice su estado.

Reclamo

A pesar de las inclemencias climáticas, estos empleados exigieron actualizaciones y regularización laboral en las áreas municipales correspondientes. Y también la culminación de contratos precarizados. Con banderas, carteles y remeras con mensajes alusivos, expresaron su realidad llena de angustia e incertidumbre de cara al futuro laboral.

“Pedimos el pase a planta permanente porque entendemos que para llevar adelante políticas públicas que funcionen, es necesario tener empleados en condiciones dignas. Somos nosotros los que sostenemos estos espacios que representan. Y son una de las cartas de presentación de la ciudad”, destacó Nahuel, uno de los impulsores de la marcha.

Por esta protesta colectiva de los trabajadores del Tríptico de la Infancia, los agentes de tránsito procedieron al cierre del flujo vehicular en ese tramo céntrico, cercano al Palacio de los Leones. Esto implicó desvíos que derivaron en un caos en la zona que se extendió durante toda la mañana.

Falta de respuestas

Ante la falta de respuestas por parte del Municipio, los empleados mostraron todo su fastidio. “Creemos que se agotaron las instancias de diálogo. Por eso llegamos a esta medida. Solicitamos reuniones con las autoridades municipales, pero no tuvimos ninguna contestación. Eso nos puso en una situación de tremenda angustia. Queremos una reunión con el secretario (Gustavo) Leone, ya que es la mano derecha de la intendenta (Mónica) Fein”, exclamó Natalie, una de los manifestantes.

Este reclamo por condiciones laborales dignas alcanza a más de 50 personas que, según denuncian, están trabajando siempre como refuerzos en carácter de monotributistas. “La verdad es que así no se puede más. Necesitamos que este reclamo se vea, y que la sociedad rosarina entienda nuestra situación y sobre todo nuestra preocupación. Venimos trabajando sin aportes y sin ningún tipo de derecho laboral, desde hace más de cinco años. Queremos que se regularice nuestra situación”, se quejó la muchacha.

Vale recordar que los empleados del Tríptico de la Infancia cumplen funciones en La Granja de la Infancia, El Jardín de los Niños y La Isla de los Inventos, incluyendo sábados, domingos y feriados.