En la mañana de este lunes, en Avenida Rivadavia y Obispo Gelabert, un grupo de personas reclama por un servicio de medicina prepaga que nos responde a sus socios. El reclamo es encabezado por Emerson, el papá de una beba que se encuentra con oxígeno. Fue trasladada a la salud pública.

Se trata de una beba de un mes de vida. Desde la semana pasada, Emerson, su padre, reclama graves falencias con la prepaga que le cortó repentinamente los servicios de una clínica. El servicio es Medycin. Emerson dijo que aún está “dolido y molesto. A mi hija la sacaron de una clínica privada con el oxígeno en la mano, sin compañía de un pediatra, sólo el muchacho de la ambulancia. En ningún momento nadie nos avisó”. Sin embargo, destacó el gran trabajo desempeñado por los profesionales del Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia, donde se encuentra la niña actualmente.

Más adelante, agregó: “Dijeron que los estábamos amenazando. En ningún momento nadie amenazó. Fui a hacer la denuncia en la comisaría de El Pozo. Quiero que aparezca el fiscal que está interviniendo. Un simple pedazo de papel vale más que una vida. Lucren con cualquier cosa, pero con los chicos no”.

¿Tu hija como está actualmente? “El sábado (en el Hospital de Niños) intentaron sacarle el oxígeno, y no se pudo. No avanza ni retrocede. Es difícil. Uno no sabe lo que va a pasar. Es una vergüenza que lucren con la salud de la gente. No me callo más. Los políticos para buscar votos aparecen en el barrio. Después sino hacés una marcha, sino hacés lío nadie aparece. ¿Hasta cuándo va a quedar todo en la nada?”, expresó Emerson.

Por parte de la empresa, Emerson confirmó que no tuvo ninguna respuesta, de ningún tipo.