El ministro del Interior y el flamante candidato a vice presidente iban a iniciar una gira desde Cipoletti, pero cancelaron el viaje y evidenciaron la primera interna de la campaña.

 

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, hizo trascender que no aceptará la embajada argentina en España si Mauricio Macri logra la reelección.

Por otro lado, la gira que hoy iban a iniciar Rogelio Frigerio y Miguel Ángel Pichetto por la Patagonia se suspendió “sin fecha de reprogramación”, según confirmaron voceros de ambos.

De hecho, después de la Patagonia la gira seguía por la Mesopotamia, ya que el Ministro del Interior y el candidato a vicepresidente iban a recorrer Entre Ríos y Corrientes. Como segunda escala de un recorrido nacional de campaña, que iba a continuar por otras regiones del país. Pero tampoco fueron confirmados esos destinos.

Pichetto sí viajará mañana a Córdoba, donde mantendrá un encuentro con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, para después dar una charla en la Bolsa de Comercio.

Efecto Pichetto

Con Cipoletti, Frigerio y Pichetto buscaban instalar algo así como un “efecto Pichetto” en el territorio, para relanzar al oficialismo después de una sucesión de derrotas en el país. Entre la derrota en esa localidad rionegrina, más el baldazo de las listas, ellos dos, más Monzó, buscaron expresar su disgusto con los que manejaron la lapicera y esperar al regreso del Presidente de su gira por el exterior.