El abogado de Diego habló sobre la salud del ex futbolista. Además, reveló detalles del escándalo que mantiene con su exmujer y madre de sus hijas.

 

“Su salud está estrictamente vinculada a su lesión en el hombro izquierdo, para lo cual está haciendo kinesiología, le instalaron un gimnasio en su casa de Nordelta y le dedica dos horas y media por hora. Los médicos creen que con esto va a poder zafar de una cirugía. Por otro lado, la operación de la rodilla es muy compleja, se mandó a pedir una prótesis a Chile, que llegaría la semana que viene. Le deben cortar un pedazo de hueso, incorporarlo, y el post operatorio va a ser doloroso. En cuanto a la salud mental, si bien es cierto que el papá de Diego tuvo Alzheimer, el neurólogo que lo atiende dijo que no es hereditario” dijo Morla con respecto a la salud del 10.

“Sí tiene problemas para conciliar el sueño y mantenerlo, lo puedo decir yo que viví 5 años en Dubai con él. Diego duerme 3 horas y se levanta nuevo y vos tenés que levantarte con él y era interminable. La medicación que toma está controlada por el médico, además no se consigue sin receta (Alplax y Clonazepam)” agregó.

“La medicación que toma está controlada por el médico, además no se consigue sin receta (Alplax y Clonazepam)”.

¿Un complot?

Enojado, Morla enfatizó: “A Diego habría que entenderlo un poco más, todo lo que pasó… y es un tipo bárbaro. Acá un sector del periodismo lo pinta como si fuera un ogro. Lo que pasa es que tiene una personalidad fuerte y a veces dice cosas… y gente que está al lado que no cuida lo que le pasa. La información que trascendió a ‘Crónica’ no nos enojó porque pasó gracias a un ‘operativo’ para damnificar a Diego, que va de la mano con el pedido de declarar su insanía, con medidas judiciales graves, con la causa que está en Estados Unidos. Entonces, quieren desprestigiarlo y que digan que está loco. Todo orquestado por Claudia Villafañe. Se aprovechan del tema de la medicación de él”.

Y ejemplificó: “De última, podés criticarle el tema de la bebida. Y pensemos que Diego hoy acá está de vacaciones, cualquier jugador llega de vacaciones y toma alcohol. Pasa que Maradona se expone tanto que todo lo que hace se agranda”.

Consultado sobre los motivos de Villafañe para impulsar todo esto en contra del padre de sus hijas, el letrado explicó: “Si yo digo que robaste y vos decís que estoy loco, esto te beneficia. De lo material nada va a tener, está todo documentado y arreglado. Las dos veces que Diego estuvo internado ella compró dos departamentos. Por más que Diego ahora enloquezca o se vaya a Japón, las sociedades que formó Claudia son irregulares. Las hijas tenían 12, 13 años y las puso de tesorera y vice tesorera”.

Morla advirtió además: “Hay una medida judicial de la que no puedo hablar, pero va a ser una medida muy fea que se va a tomar la semana que viene, muestra que ya la está tapando el agua”.

El abogado aseguró que Claudia “está muy preocupada por la causa de Estados Unidos. Ella quiere hacernos una demanda acá y allá por haberla llamado ‘ladrona’ pero nosotros vamos a responder que al tener en su contra causas por defraudación, perfectamente podés ser llamada así sin que haya difamación. Lo que está haciendo es causar un caos intrafamiliar, suena como delirio decir conspiración puede ser, dos o tres personas que quieren desestabilizar a Diego, quizá apoyada por algún pariente”.

Y volvió sobre el tema de la insanía: “Para comprobar eso, por ejemplo, Diego debería estar dilapidando dinero. Y le entra plata por todos lados, cada mes le aumenta la cuenta. Y ahora tengo ofertas de cinco clubes”.

Morla ejemplificó con el caso de la fallecida cantante Amy Winehouse, cuyo padre la hacía trabajar a pesar de estar en una calamitosa situación debido al alcohol y las drogas: “Si Diego ahora para de hacer cosas y se queda en la casa todo el día, nosotros seguimos ganando plata, por la marca. Diego quiere dirigir porque le gusta estar en la cancha, no lo necesita”.

Morla agregó que “él judicialmente es lo que era en la cancha. No le podés pedir que sea tibio, o es blanco o negro. Acá si no le devuelven las camisetas van a pasar cosas peores judicialmente”.