Cecile Eledge superó todos los análisis clínicos que le indicaron los médicos para evaluar si era posible, a su edad, gestar un óvulo donado con esperma de su hijo. Ella sabía bien de cerca el deseo de Matthew, de 32 años, y su esposo Elliot Dougherty, de 29, de formar una familia luego de que contrajeran matrimonio en 2015.

Por su parte, la hermana de Elliot, Lea Yribe, de 26 años, también conocía este profundo anhelo de la pareja y ofreció donar óvulos para concretar ese sueño.

Los chequeos

La última vez que Cecile tuvo un parto fue hace 30 años y la menopausia la superó hace 10. Sin embargo, ante la posibilidad de volver a gestar, no dudó en hacerlo ya que “amaba estar embarazada” y, si podría, “lo haría de nuevo en un abrir y cerrar de ojos”, reconoce.

El 25 de marzo, Uma Louise Dougherty-Eledge nació en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, con un peso de casi dos kilos y medio.”Nunca voy a olvidar ver esos dos hombre rondando a su pequeño bebé”, dijo Cecile a People. Los médicos le dijeron a la revista que Cecile tiene una salud increíblemente buena y que se le realizaron pruebas de sangre, estudios cardiovasculares y chequeos ginecológicos para determinar si podría cursar un embarazo a término.

“Hay muy , muy pocos casos de mujeres de 61 años de edad que gozen de buena salud como para contemplar hacer algo como esto”, dijeron los médicos. En enero de 2018 Cecile terminó una serie de pruebas que incluían un Papanicolaou, análisis de sangre, pruebas de colesterol, exámenes de esfuerzo, una mamografía y una ecografía, que dieron resultados óptimos para encarar semejante desafío. Además, la abuela corre ocho kilómetros día por medio, es una ciclista regular y disfruta de pasar una hora en la máquina elíptica.

“Ella tiene el cuerpo de una mujer de 40 años y en realidad está en mejor estado físico que una joven de 20 años”, dijo el doctor Doherty. “Es genéticamente una bendecida”, resumió. Cecile luego de pasar los estudios, se sometió a varios tratamientos hormonales. Comenzó a usar estrógeno en mayo de 2018 para lograr que su cuerpo posmenopáusico iniciara un ciclo menstrual. Usando el esperma de su hijo Eledge, los médicos implantaron varios óvulos fertilizados en el útero de Cecile, e increíblemente quedó embarazada en el primer intento.