Foto ilustrativa

El joven tiene 25 años y la embarcación en la que iba dio una vuelta de campana. Es buscado por Prefectura.

Un joven, de 25 años, desapareció en la mañana del martes en el río Colastiné cuando la canoa en la que iba dio una vuelta de campana.

Se trata de Damián Reyes, un pescador de la zona que antes de perder el equilibrio y caer al agua intentó pedir ayuda a sus familiares que estaban en la costa. “Vimos que hacía señas con los brazos, pero después no lo vimos más”, dijo Sonia, una de sus tías.

Intentaron socorrerlo pero el cuerpo desapareció rápidamente en el río por lo que dieron aviso inmediato a Prefectura Naval. Personal de la Fuerza nacional llegó al lugar con buzoz tácticos y comenzaron la búsqueda hasta ahora infructuosa.

Pese a las tareas de Prefectura, familiares del desaparecido cortaron la ruta 1 a la altura del km 2,5 para que se acelere el operativo.

Sonia remarcó que “necesitamos que buzos tácticos lo busque, hay una sola lancha tratando de encontrarlo, no sabemos si se ahogó o está herido, y desde el destacamento policial de la zona no nos informan nada”.

La mujer pidió disculpas a los automovilistas que circulaban por la zona por el corte, y comentó que en principio habían interrumpido el tránsito en las dos manos, pero para no perjudicar a la gente decidieron hacerlo en un solo lado de la calzada.