En ocasiones, a simple vista detectamos cuando una fotografía fue retocada digitalmente. ¡Cuántas veces vimos en revistas y afiches publicitarios a celebridades con una juventud imposible, o con figuras mucho más estilizadas que en la vida real! Incluso casos en los que hay demasiado Photoshop… y mágicamente desaparecen partes del cuerpo en las fotos.

Pero a veces la edición de la imagen es sutil y casi imposible de advertir. Al menos para el ojo humano. En vista de ello, la empresa Adobe (que por cierto desarrolla Photoshop) creó un sistema de inteligencia artificial que detecta si una foto fue retocada.

Una investigación con respaldo

El dueño de la herramienta trabajó en este ingenio junto con un equipo de la Universidad de Berkeley, en California, y además contó con el apoyo de uno de los programas civiles de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA).

Luego de muchos años en los que Photoshop fue el paradigma de la manipulación digital de imágenes, Adobe toma verdaderamente cartas en el asunto. Con esta tecnología, quiere mitigar los posibles daños que generar los deepfakes y las noticias falsas. Dicen que tecnologías como la IA pueden servir para aumentar la confianza y la autoridad en los medios digitales.

“Si bien estamos orgullosos del impacto que Photoshop y otras herramientas creativas de Adobe han tenido en el mundo, también reconocemos las implicaciones éticas de nuestra tecnología”, dijeron al respecto en un comunicado. “Confiar en lo que vemos es cada vez más importante en un mundo donde la edición de imágenes se ha vuelto omnipresente: el contenido falso es un problema serio y cada vez más urgente”, agregaron.

Vivimos en un mundo donde cada vez es más difícil confiar en la información digital que consumimos y espero seguir explorando esta área de investigación”, dijo uno de los investigadores de Adobe.

La manipulación es cada vez más sencilla a medida que la tecnología avanza. Ya no se trata únicamente de borrar arrugas en el rostro de los famosos. Recientemente vimos softwares capaces de generar movimiento en fotos estáticas, por ejemplo de la celebérrima Mona Lisa.

“Vivimos en un mundo donde cada vez es más difícil confiar en la información digital que consumimos y espero seguir explorando esta área de investigación”, dijo Richard Shang, investigador de Adobe que participó en el desarrollo de este mecanismo.

En este caso, los expertos alimentaron la red neuronal con rostros falsos creados por una herramienta de Photoshop, además de imágenes que fueron retocadas por artistas digitales y un gran paquete de contenidos tomado de Internet.

Los resultados fueron muy satisfactorios: la inteligencia artificial tuvo una efectividad del 99%, mientras que los humanos aciertan el 53% de las veces. El sistema no sólo detecta cuando la imagen fue “photoshopeada”, sino que también puede “dar marcha atrás” para reconstruir la foto original. ”

“Este es un paso importante para poder detectar ciertos tipos de edición de imágenes, y la capacidad de deshacer funciona sorprendentemente bien”, comento Gavin Miller, jefe de Adobe Research. “Más allá de tecnologías como esta, la mejor defensa será un público sofisticado que sepa que el contenido puede ser manipulado, a menudo para deleitarlo, pero a veces para engañarlo”, concluyó.