Juan Antonio Pizzi comenzó hoy su segundo ciclo en el club y mientras espera por la llegada de refuerzos, ya dio algunos indicios sobre el San Lorenzo que se viene, que tendrá muchos cambios en relación al de Jorge Almirón, que no arrancó nunca y terminó con pésimos resultados.

Es un hecho que no tendrán lugar los colombianos Gustavo Torres y Andrés Rentería, quienes están a préstamo hasta fin de año pero tratarán de ser ubicados. Tan es así que hoy no estuvieron en la vuelta a las prácticas porque se les dio una semana más de vacaciones.

Los otros colombianos, Raúl Loaiza y Juan Camilo Salazar, sí estuvieron presentes y seguirán. El primero tuvo un gran nivel en el semestre anterior y al segundo todavía le tienen fe.

En tanto, Fernando Monetti, que hoy estuvo porque su vínculo vence a fin de mes, está casi afuera porque pretende un contrato que escapa a las posibilidades del club.

Una situación parecida tiene Fernando Belluschi, quien casi no tuvo acción en el último año por un tendal de lesiones. Su contrato es uno de los más alto y Pizzi ya avisó que le gustaría contar con él, pero tendrá que bajar mucho sus pretensiones.

Lo que sí es un hecho es que los pibes tendrán mucho más lugar. Matías Palacios, la joyita de inferiores, será muy considerado según lo que el DT le adelantó a los dirigentes en las charlas previas a la firma de su contrato.

En cuanto a refuerzos, Pizzi pidió especialmente por Martín Cauteruccio, pero su salida de Cruz Azul no es sencilla. También suenan Ezequiel Cerutti y Lucas Menossi, por quien Tigre rechazó la oferta inicial del Ciclón.

Además, Ezequiel Ávila hoy se presentó, pero seguirá en España, donde hay varios clubes que lo quieren tras su gran temporada en Huesca.