Es un GIF que no parece generar dudas. Un diamante que se mueve, hacia arriba, hacia abajo, a la izquierda o a la derecha. ¿Hay algo raro en la imagen? Sí: la figura geométrica en realidad está quieta, se trata de una interesante ilusión óptica.

Acá, el mensaje que compartió en Twitter Arthur Shapiro con el “diamante perpetuo”, el nombre que le dieron a este fenómeno.

En su tuit, Shapiro explicó que “el diamante está fijo en el mismo lugar, aunque parezca que se mueve”. También explica que podemos ir alejándonos de la pantalla para ver cuándo desaparece el efecto.

La clave para generar la ilusión es el fondo gris y los pequeños bordes en el diamante, que cambiar de posición constantemente para hacerle creer al cerebro que la figura geométrica se mueve.

El profesor de psicología de Washington DC que creó esta imagen en movimiento también escribió un informe en el que explica cómo engaña a los que lo miran. “La dirección del movimiento está determinada por las fases relativas de los módulos de iluminación, entre los bordes y el fondo”, afirmó.