Los ladrones se llevaron armas, uniformes, teléfonos celulares que había en la casa, joyas, dinero en efectivo y una cámara filmadora.

 

Una madrugada violenta vivió una familia de la cuidad de Recreo. Cerca de las 3 de la madrugada cuatro delincuentes ingresaron a una vivienda ubicada en Alfonsina Storni al 1000 en la que se encontraba un matrimonio junto a una hija y un nieto.

El dato sobresaliente es que se trata de una pareja de policías: ella es agente en la seccional de Recreo y él comisario de la localidad de Monte Vera. Tres de los malvivientes estaban encapuchados y uno a cara descubierta.

Entraron por la puerta principal, y según dijo una de las hijas de la mujer, se estima que tenían una copia de la llave porque no tuvieron que forzarla, pero este punto también está siendo objeto de investigación.

Se cree también que no se trató de una entradera al azar porque los delincuentes se llevaron las armas reglamentarias del matrimonio de policías y los uniformes oficiales.

Asalto y violencia

La hija de la policía y el nieto fueron llevados a una habitación donde los maniataron y amordazaron. Los dejaron encerrados mientras que al comisario y a su mujer los golpearon y ataron. A los dos les taparon la boca con cinta.

El comisario fue quien se llevó la peor parte porque recibió un fuerte golpe en la cabeza, que le produjo un corte. “Había sangre por todos lados”, contó Stefi. La mujer policía también fue golpeada pero con menos violencia.

Los delincuentes tenían armas de fuego y armas blancas con las que amenazaron a todos.

La joven destacó “es lamentable agradecerlo pero estamos felices de que estén vivos”. “Ejercieron violencia sobre ellos, sin embargo en la casa no hicieron ningún daño. Creemos que buscaban las armas y sabían que vivienda estaban robando”, reiteró.

En tanto, comentó que a su hermana y a su sobrino no les hicieron nada. “Me contaron que los trataron bien”, y esto según ella abandona la hipótesis que entraron a robar las armas.