En relación al evento internacional, el consultado dijo que “es un hecho inédito que se va a dar en la ciudad de Santa Fe. Nos tocó a nosotros. Se han construido tribunas. Se han alquilado otras tribunas. El estadio tiene capacidad para 4mil personas. En infraestructura, se cambiaron. Los vestuarios a primer nivel. Se va a vivir esta semana muy convulsionada al recibir a los futuros cracks del rugby mundial”.

Más adelante Molina contó: “Jugar en el club es mucha más presión, más mejorado, que jugar en el hipódromo en Rosario. Esto es cancha de césped normal, están más acostumbrado los chicos a jugar”.

Asimismo señaló que fue “un trabajo de toda la comisión, el club, los empleados del club. Se han hecho muchos arreglos. Las exigencias son muy grandes”. Y completó: “Es una oportunidad histórica para todos los que nos gusta el rugby”.