En una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la firma Grimoldi advirtió sobre cierre de locales y despidos. Llevan más de 120 años en la Argentina.

La cadena de zapaterías Grimoldi presentó ante el Ministerio de Producción y Trabajo su procedimiento preventivo de crisis debido a la fuerte caída en las ventas. Así lo anunció este viernes la compañía, que advirtió sobre el posible cierre de locales y la negociación del 10% de los puestos laborales.

La centenaria firma hizo el anuncio formalmente en una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en la que consideró que el procedimiento de crisis le permitirá “tomar una serie de medidas para adecuar las estructuras de los recursos humanos en algunos sectores de la Sociedad, de forma ordenada“.

La compañía sufre una fuerte caída en las ventas producto de la crisis que afronta el país pero además posee una fuerte deuda en dólares, según un reciente informe de la calificadora de riesgo Fix que reiteró su nota de “perspectiva” negativa para la firma porque el 70% de sus cuentas está en moneda extranjera.

La empresa inició sus actividades en 1895 como fábrica de calzados, llegó a expandirse a Uruguay y desde la década del 80 comercializa marcas como Hush Puppies, Kickers, Aldo y Merrell.