Luego del locro del 25 de mayo, cientos de personas participaron de “Bailando por la memoria de Francisco”, el nene muerto en Cassanello al 2200. En tres semanas se hará un té bingo. El objetivo: recaudar dinero para la causa judicial.

 

En la tarde de este domingo 26 de mayo, familiares, amigos, vecinos y conocidos de Francisco Sueldo -el chico de 11 años atropellado y fallecido en Cassanello al 2200- se convocaron masivamente en el playón de la escuela Juan Marco (Berutti y Viñas) para organizar un evento en su memoria, y con propósitos de recaudación.

“Bailando por la memoria de Francisco” fue el nombre que se dio a la iniciativa, pensada para colaborar a solventar los costos de la causa judicial que deben afrontar los seres queridos del menor. Dicha causa judicial tiene como principal acusado a F.L., un kinesiólogo de 37 años que, además de chocar al niño a unos 90 km/h, lo abandonó en el lugar y se fue caminando a su casa.

Pero este evento no será el único con ese propósito: para el 15 de junio próximo se está organizando un té bingo, que debió reprogramarse por la cantidad de personas que solicitaban entradas.

“Ahora necesitamos un megaespacio, todos los lugares que veíamos nos fueron quedando chicos. Es impresionante la cantidad de gente que quiere colaborar de corazón con nosotros”, dijo Walter Sueldo, el papá de Francisco. “El beneficio no es para la familia sino para que avance la causa, estamos todos abocados a eso”, remarcó.