El Tribunal Oral Federal 2 tomó esa resolución en el juicio oral por la obra pública en Santa Cruz, prevista para el lunes en los tribunales de Retiro.

 

El Tribunal Oral Federal 2 autorizó a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a no presentarse a las audiencias del juicio oral y público siempre y cuando las mismas “se superpongan con su labor parlamentaria“.

Se trata del expediente en el que se investiga el direccionamiento de la obra pública en favor del empresario Lázaro Báez.

La defensa de la expresidenta había argumentado que Cristina Fernández de Kirchner ya conoce las acusaciones en su contra y que la expresidenta se notificará a través de sus abogados. De esta forma, afirmaron, se busca evitar que se despliegue un nuevo operativo de seguridad en el interior y los alrededores de los tribunales de Comodoro Py.

La solicitud fue presentada por su abogado Carlos Beraldi y tiene por objetivo que también se exima a la ex presidenta de la obligación de concurrir a las audiencias en las que se leerá la acusación de las querellantes Oficina Anticorrupción (OA) y Unidad de Información Financiera (UIF), explicaron fuentes judiciales.

Entre los argumentos, se aludió al deseo de evitar el necesario despliegue de seguridad que debe realizarse en el edificio y sus adyacencias en cada visita de la ex mandataria, algo que podría ser considerado por el Tribunal, según indicaron fuentes judiciales.

El abogado Beraldi se comprometió a salir de garante a la hora de notificar a Fernández de Kirchner del contenido, para lo cual ofreció llevarse su grabación en un pendrive para llevarlo a la senadora, quien luego dejará por escrito constancia haber accedido al mismo.