La aprobación fue unánime y representa modificaciones en la ordenanza “para garantizar inclusión laboral” en caso de haber vacantes. Tanto en empresas privadas como públicas. 

El Concejo aprobó cambios en su ordenanza para garantizar la incorporación de mujeres como choferes de colectivos en el sistema de transporte de Rosario.

En una sesión que finalizó pasadas las 15.30 de este jueves, se votó de forma unánime una serie de modificaciones. Las mismas son para que, entre otras cosas, las vacantes al volante se cubran de forma equitativa entre hombres y mujeres. E incluyen a las tres empresas (Rosario Bus, El Cacique Ros y Movi).

“Lo que hacemos es mejorar su texto para que facilitar su aplicación a los efectos de que no se argumenten razones falaces para su incumplimiento”, manifestó la edila Fernanda Gigliani.

Además, se llevará adelante un control trimestral de las incorporaciones y su modalidad. Y se agregarán sanciones al incumplimiento de la ordenanza, donde se dará un plazo de 90 días para cumplir con el registro de aspirantes a conductoras. La autoridad de aplicación será el Ente de la Movilidad.

Al Inadi por los dichos de Cornejo

En otro orden, Romina Perea, representante legal de las trabajadoras, adelantó que, el próximo martes se realizará una presentación judicial ante el Inadi. La misma será contra Manuel Cornejo, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Rosario. Es por sus declaraciones sobre una supuesta incapacidad de las mujeres para conducir un colectivo.

“El cuerpo de la mujer no está preparado para manejar un colectivo”, había indicado, y agregado que “la UTA no tiene ningún problema de que trabajen mujeres”, aunque dijo que en su opinión personal “es un trabajo muy pero muy duro” para que lo lleve a cabo el género femenino.