A pesar del empate 0-0 y de quedarse con la sensación de que pudieron sumar los tres puntos
ante Colón de Santa Fe este martes en Centenario, en River Plate quedaron satisfechos con la
presencia de hinchas argentinos que llegaron a Montevideo para presenciar el encuentro por la
Copa Sudamericana y que dejaron una buena recaudación.

Desde el club albirrojo apostaron por jar el Estadio para el encuentro porque esperaban la
llegada de miles de hinchas sabaleros. Y la concurrencia de parciales argentinos fue mayor de
la estimada.

“Quedamos muy conformes”, dijo este miércoles a Referí el presidente de River Plate, Willie
Tucci. “La verdad que nos sorprendió un poco la cantidad de gente para lo que son los partidos
de copa, que no se traslada tanta gente de un país para el otro. Fue una cantidad muy
interesante”, agregó.

Los hinchas de Colón se ubicaron en la Tribuna Olímpica. “Para el espectáculo siempre es más
lindo jugar con las tribunas llenas”, dijo Tucci.
“Y además por la recaudación”, agregó. Consultado acerca de si ya tenían cifras nales de los
benecios que dejó el partido, el titular darsenero señaló que aún no tenían cerrados los
números denitivos.

Según los números primarios que tiene el club, vendieron 6.192 entradas a hinchas de Colón y
poco menos de 500 para los de River.

Las entradas para los parciales de Colón se dieron a $ 650 cada una, lo que dejó un ingreso de
$ 4.024.800 (alrededor de US$ 115.000).

A eso se debe sumar las casi 500 entradas que tenían precios diferenciales: $ 150 para los
socios de River Plate y de $ 300 para los socios de otros clubes.

Tucci estimó que los ingresos le daría para cubrir los gastos del partido y que “quedaría un
remanente” a favor. La liquidación recién la tendrán la semana próxima porque muchas
entradas del visitante fueron abonadas con tarjeta.

El club debe deducir de estos ingresos el alquiler del Estadio Centenario, que tuvo un costo de
$ 115.000, el operativo de seguridad, boleteros y los gastos de la organización que paga a
Conmebol (árbitros y veedores).

River solo deberá abonar los 60 policías que trabajaron en el perímetro del Centenario. Otro
centenar de policías trabajaron desde que la hinchada de Colón penetró a Montevideo y en
Fray Bentos también la guardia policial colaboró con el registro y control de hinchas.
En primera instancia el partido lo habían jado en el estadio Franzini, como para la primera
fase ante Santos.

Los darseneros venían de una experiencia negativa en el Centenario cuando hace dos nes de
semana jaron el Estadio para ser locales ante Peñarol por el Torneo Apertura. Ante los
aurinegros, que es el equipo más taquillero del torneo local, vendieron menos entradas: solo
4.160.

“Esta vez nos salió bien, la gente acompañó y desde el punto de vista ese nos salió bien, la
decisión de cambiar al Estadio fue buena”, agregó el presidente, quien señaló que adoptaron
esa medida luego de coordinar con los dirigentes de Colón y coordinar la llegada de los
hinchas.

“El gerente de seguridad de Conmebol nos felicitó por el operativo de seguridad y dijo que River
es un ejemplo en esta materia a nivel regional”, expresó a Referí Gustavo Servetti, encargado
de seguridad del darsenero.

River trabaja con la empresa Golani quien presta servicios de seguridad interna.
Todo el operativo de seguridad se enmarcó a través de un convenio de seguridad denominado
“tribuna segura” que tienen rmado Argentina y Uruguay y por el cual no se venden entradas a
hinchas con antecedentes.

“Eso evitó que vinieran barras o hinchas violentos. Quedaron 50 parciales sin poder ingresar
porque había controles de espirometría y muchos estaban tomando fernet con coca. Pero no
armaron lío. El clima era muy familiar y el operativo de seguridad fue excelente. La cantidad de
ómnibus y autos que llegaron fue impresionante. Lo único que hicieron fue hacer asados en
los alrededores del estadio y después en la tribuna Olímpica se robaron la bandera de River
Plate que estaba en el mástil a uno de los costados de la Torre de Homenajes”, contó Servetti
a manera de anécdota.