La gente que busca cuidar su salud, suele enfocarse en dos aspectos: alimentación y ejercicio físico. Pero hay un tercer factor que tiende a ser descuidado, el sueño o descanso.

El sueño “debe considerarse como una de las columnas más importantes de la salud”, destaca el doctor Josep Montserrat, miembro de la Unidad del Sueño del Servicio de Neumonología del Hospital Clínic de Barcelona.

El Grupo Español de Sueño, en el que participan varias sociedades científicas, puso de relieve la “necesidad” de aplicar nuevas estrategias para ayudar a adoptar hábitos de sueño más saludables y concientizar a la población sobre la importancia de la buena calidad del reposo.

En este marco, remarcaron que los trastornos respiratorios y las apneas son muy frecuentes, reducen la calidad de vida y además son un factor de riesgo para el desarrollo de determinadas enfermedades.

El sueño debe considerarse como una de las columnas más importantes de la salud
Los trastornos del sueño tienen una alta prevalencia y, sin embargo, a pesar de la elevada demanda de atención a estas enfermedades, no surgen nuevas estrategias para su tratamiento. Es que los mayores especialistas del mundo plantean un nuevo enfoque para prestar atención a estos trastornos en todos los niveles asistenciales.

Un cambio de plan

Entre las líneas estratégicas del proyecto se destaca “tomar una nueva consideración del sueño en un sentido global de enfermedad y salud”. Desarrollaron un plan que se basa en cuatro pilares. El primero se fundamenta en mejorar el seguimiento de estos trastornos en los pacientes. En segundo lugar se busca trabajar con las redes de Atención Primaria y enfermería.

Por otra parte, se fomenta el uso de laboratorios del sueño y telemedicina. Para su desarrollo reclaman software claros y simples que permitan una mejor atención y tratamiento del paciente.

Como último pilar se encuentra el animar a la población a llevar a cabo un cambio en sus hábitos. Entre los principales retos que se plantean en la actualidad en relación con los trastornos del sueño se destacan:

  • mejorar en la enfermedad respiratoria del sueño,
  • el sueño en la mujer,
  • la cronobiología del sueño,
  • el sueño en la pediatría,
  • el trabajo interdisciplinar,
  • la colaboración entre diferentes niveles asistenciales y,
  • concientizar sobre la relación entre sueño y salud.

En lo que se refiere a investigación propiamente dicha, el Grupo Español de Sueño subrayó que los aspectos básicos que deben primar son “los estudios básicos en animales, así como los estudios tecnológicos para entender los mecanismos de los trastornos del sueño; las propuestas de creatividad e innovación para desarrollar nuevos procesos; y su aplicación a la práctica, a fin de mejorar la atención”.