Atendía a niños y niñas en un consultorio en esa localidad del departamento San Jerónimo. Sus iniciales son YMGL, tiene 39 años y no tiene título ni matrícula habilitante para el ejercicio del arte de curar. El fiscal a cargo de la investigación es Marcelo Nessier.

Una mujer de 39 años cuyas iniciales son YMGL fue imputada hoy por el fiscal Marcelo Nessier como autora del delito de ejercicio ilegal de la medicina en la localidad de Monje (departamento San Jerónimo).

La atribución delictiva fue realizada por el funcionario del MPA en una audiencia llevada a cabo esta mañana en los tribunales de la ciudad de Santa Fe ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi.

Nessier sostuvo que la imputada “brindó atención médica, prescribió medicamentos y realizó derivaciones a nosocomios públicos de niños y niñas, a pesar de que no cuenta ni con título ni con matrícula habilitante para el ejercicio del arte de curar”. El fiscal también precisó que “el ilícito fue cometido desde el año pasado y hasta la actualidad en un inmueble ubicado en calle Francisco Caminos al 500 de Monje”.

La investigación

Nessier informó que “la investigación se inició a raíz de una denuncia radicada por el Delegado Regional de la Primera Circunscripción del Colegio de Médicos de la provincia de Santa Fe”. El fiscal agregó que “el representante de la entidad tomó conocimiento del caso a raíz de que al director del Samco de Barrancas le llamó la atención el número de matrícula que utilizaba la mujer investigada y, por tal motivo, hizo la consulta ante el colegio profesional”.

El fiscal del MPA también se refirió a dos casos recientes en los que la mujer intervino. “El jueves 18 de abril de este año, atendió a una bebé de 11 meses a la que derivó al hospital Samco de la localidad de Barrancas. Le diagnosticó –de puño y letra– un presunto ‘cuadro febril con presencia de moco en los pulmones, posible cuadro de bronquitis o neumonía'”.

El fiscal añadió que “la mujer también le indicó que tomara Claritromicina de 250 miligramos cada 12 horas; dos disparos de Salbutamol cada cuatro horas; y cuatro centímetros cúbicos de Dipirona cada siete horas”.

“Asimismo, el domingo 21 de abril de este año, la mujer atendió a un bebé de ocho meses a raíz de un presunto cuadro alérgico, al que le prescribió Benadril cada ocho horas e Ibuprofeno por tres días”, relató Nessier. “La indicación fue realizada por la imputada de puño y letra, con su firma y con un sello con su nombre”, aseguró.

Detención

“La imputada fue detenida en un allanamiento realizado el lunes en el lugar en el que atendía a los niños y niñas. El lunes también se realizó otro allanamiento en un consultorio externo de Monje en el que la mujer había atendido hasta hace poco tiempo”, detalló el fiscal Nessier.

Además de concretar la detención de la mujer, el fiscal enumeró que en el allanamiento se secuestraron “dos tarjetas personales con su nombre, la dirección y los teléfonos para localizarla. Además, tienen un número de matrícula que, de acuerdo a lo que pudimos corroborar, es de una profesional del arte de curar de la provincia de Buenos Aires”.

Por último, indicó que “también fueron secuestrados un estetoscopio; un tensiómetro; una libreta tipo recetario con la inscripción ‘Instituto del Niño SRL’; una libreta tipo recetario con nombre de niños y en cuyas hojas estaba impreso el sello de la imputada”.

Normas de conducta

En la audiencia de hoy, el fiscal Nessier y la Defensa acordaron medidas alternativas a la prisión preventiva. “Atendiendo a la pena en expectativa del delito que investigamos y a la carencia de antecedentes penales condenatorios de la imputada, determinamos en conjunto con el defensor normas de conducta que deberá seguir la mujer investigada”, indicó el funcionario del MPA.

En tal sentido, las normas pactadas establecen que la mujer deberá quedar bajo la guarda de un familiar, constituir domicilio en la localidad de Maciel y presentarse quincenalmente en la sede Coronda del MPA.