La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal llevó adelante más de 300 controles y remitió 65 autos y motos al depósito municipal.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informó que en este fin de semana se remitieron 65 autos y motos al corralón municipal en el marco de los operativos preventivos y de control. De ese número, 49 fueron por alcoholemia.

El secretario Guillermo Turrin indicó que entre el jueves a la noche y este domingo a la mañana los agentes –que contaron con la colaboración de personal de la Unidad Regional II– efectuaron 332 intervenciones durante las cuales, procedieron a remitir 65 unidades, 49 de las cuales fueron trasladadas debido a que los conductores al volante dieron positivo los test de alcoholemia a los que fueron sometidos.

De acuerdo a lo que precisó Turrin, el nivel de alcohol en sangre más alto que fue medido es de 1.99 g/l.

El resto de las remisiones fueron ejecutadas ante el registro de faltas relacionadas a las exigencias de documentación y elementos de seguridad vial cuya sanción comprende el secuestro del vehículo.

“Las intervenciones preventivas que desarrollamos desde la Secretaría en horario nocturno permiten llevar control a los puntos de la ciudad en donde se registra un intenso flujo vehicular. Los objetivos son claros: anticiparse a las situaciones conflictivas y lamentables, hacer cumplir la ley y sancionar a los que no la respeten con el fin de garantizar un uso libre y seguro del espacio público”, consideró el funcionario.