El Papa emitió un discurso a los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera, en Italia, y allí agradeció su labor al tiempo que les solicitó trabajar guiados por “la justicia”.

 

A la ciudad del Vaticano, el Papa Francisco se ha reunido con los miembros de la prensa extranjera en Italia. Les expresó la estima por el trabajo que realizan: “Incluso cuando ponen el dedo en la llaga, y quizás la llaga está en la comunidad eclesial. El suyo es un trabajo precioso porque contribuye a la búsqueda de la verdad, y sólo la verdad nos hace libres”.

Y añadió: “En la Iglesia siempre encontrará la justa estima por su trabajo y el reconocimiento de la libertad de prensa”.

Humildad y periodismo

El Papa recordó que la humildad ha sido considerada una virtud para la vida espiritual, sin embargo, puede ser un elemento fundamental de la profesión periodística. Incluso, algunos pueden pensar más en otras virtudes, consideró el Papa, como “profesionalidad, competencia, memoria histórica, curiosidad, capacidad de escribir, capacidad de investigar y de hacer las preguntas correctas, rapidez de síntesis, capacidad de hacer comprensible al público en general lo que sucede….”.

Sin embargo, añadió: “Los periodistas humildes no son mediocres, sino más bien conscientes de que a través de un artículo, un tweet, una televisión o una radio en directo se puede hacer el bien, pero también, si no se es cuidadoso y escrupuloso, el mal se hace a los demás y a veces a comunidades enteras” … “La humildad de no saber todo primero es lo que mueve la investigación. La presunción de que ya lo sabe todo es lo que la bloquea”.