El Tamagotchi apareció por primera vez en 1996, cuando los smartphones ni siquiera existían y las opciones para el entretenimiento portátil eran muy pocas en comparación con las actuales. Acaso por eso, la mascota virtual fue un éxito comercial en sus primeros años. Y también por eso, su fama fue en picada cuando los teléfonos inteligentes y las tablets coparon el mercado.

Después de algunos intentos para resucitarlo, el Tamagotchi vuelve a la vida. La compañía que lo creó, Bandai, presentó una nueva versión de su mascota virtual. La maquilló para que brille en la era de los smartphones y promete lanzarla más allá del territorio japonés.

La actualización

El nuevo chiche se llama Tamagotchi On. Conserva muchas características del juguete original, por ejemplo su forma de huevo, y por supuesto la invitación a cuidar a la mascota que aparece en pantalla. También jugar con ella, alimentarla y ofrecer interacción sostenida para que sea virtualmente feliz.

Pero ya no puede seducir con esa única propuesta, que ahora encontramos incluso en apps muy sencillas y gratuitas. Ahora incluye pantalla color, que es LCD de 2.25 pulgadas. Además tiene sensores y Bluetooth, lo que le permite vincularse con celulares.

En este nuevo intento, la mascota llega con una aplicación que permite sumar puntos a medida que se la cuida. Esta app también sirve para conectarse con otros usuarios, encontrar Tamagotchis cercanos y agrandar la familia.

¿Cómo es esto? Las mascotas podrán casarse y reproducirse, heredando sus características a otras de su misma especie. La familia puede agrandarse hasta las 16 criaturas… una verdadera novedad y también un desafío para los cuidadores.

La nueva generación de Tamagotchi se ofrecerá en los próximos meses por 60 dólares, por el momento en el mercado estadounidense.