La conductora Mirtha Legrand, internada en el sanatorio Mater Dei, fue sometida con éxito una operación por “brida abdominal”, según lo informó su nieto y productor Ignacio Viale. “Informamos que la intervención a la que fue sometida la Sra. Mirtha Legrand ha finalizado con resultado muy satisfactorio. Ella se encuentra muy bien. Muchas gracias a todos!”, dijo Viale en la red social Twitter.

El periodista y doctor Nelson Castro explicó que una brida abdominal “es como un cordón, que pasa alrededor del intestino y lo aprieta. Lo obstruye y provoca náuseas, vómitos, dolor, entre otros síntomas. La solución puede ser quirúrgica. El paciente por lo general requiere de cuidados en las primeras 24 a 48 horas”.

En cuanto a las causas, expertos del Hospital Italiano señalaron en un trabajo publicado por la institución que las bridas o adherencias son precisamente uno de los factores para el desarrollo de una oclusión intestinal (obstrucción). Los otros dos factores mencionados por los especialistas son hernias y tumores.

En el caso de las adherencias o bridas, en un 80% son de origen postoperatorio. Otras posibles causas son algunos “procesos inflamatorios del peritoneo”, “endometriosis”, o causas “congénitas”.

Los vómitos, los cólicos, la distensión, la falta de eliminación de gases o materia fecal, la deshidratación, y ciertos signos inflamatorios, son los síntomas más citados por los médicos. Asimismo, desde las áreas dedicadas a este tipo de afecciones de la prestigiosa Mayo Clinic, destacan que “con una atención médica inmediata, la obstrucción intestinal con frecuencia se puede tratar con éxito”.

No confundir con pseudoobstrucción

Una pseudoobstrucción intestinal puede causar molestias típicas de una brida abdominal pero no implica necesariamente un bloqueo físico. En este caso, ciertos problemas en los músculos o nervios interrumpen las contracciones musculares normales de los intestinos, lo que disminuye o hasta detiene el recorrido de los alimentos y líquidos por el aparato digestivo. En este caso, el origen de esta circunstancia puede estar tanto en una complicación con un medicamento como en un trastorno muscular o nervioso.

Lo esencial, en cualquier caso, es acudir rápidamente al médico para efectuar la consulta pertinente y recibir un diagnóstico y tratamiento adecuada para el malestar.