En una ironía del destino, la red social Facebook, cuestionada por el escándalo de Cambridge Analytica y otros problemas de privacidad, demandó a la firma surcoreana de análisis Rankwave por un supuesto uso indebido de datos en sus servicios de publicidad y marketing.

La demanda se presentó el viernes en un tribunal de California (Estados Unidos). Esto ante la falta de cooperación de la firma en una investigación de Facebook para “verificar el cumplimiento” de sus políticas.

La compañía estadounidense sospecha que Rankwave pudo haber usado con fines comerciales propios datos de usuarios. Los mismos recopilados a través de sus aplicaciones implementadas en la red social.

“Al presentar la demanda, estamos enviando un mensaje a los desarrolladores de que Facebook se toma en serio el cumplimiento de sus políticas, lo que incluye la cooperación de los desarrolladores durante una investigación”, explicó Jessica Romero, Director de litigios y cumplimientos de la empresa de Mark Zuckerberg.

Hasta el momento, Rankwave no realizó ningún comentario. Además, suspendieron sus aplicaciones y cuentas asociadas a Facebook.

El caso podría volver a empañar la imagen de la red social y sus medidas de seguridad sobre el tratamiento de datos personales, que quedaron en entredicho con la salida a la luz del procesamiento que la firma británica de análisis de datos Cambridge Analytica hizo de la información de millones de usuarios con fines políticos.

La demanda de Facebook contra Rankwave se presentó el mismo día en que el presidente y cofundador de la empresa estadounidense, Mark Zuckerberg, se reunió en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, en un momento en el que Francia se dispone a endurecer su legislación sobre las redes sociales. En estos días, además, un cofundador de Facebook pidió que se divida la empresa porque es “demasiado poderosa”.