Al tiempo que en algunos países del mundo evalúan medidas para sancionar a los padres que no vacunan a sus hijos, los dueños de las redes sociales más usadas también manifiestan su preocupación ante la divulgación de contenido relacionado al movimiento antivacunas.

Facebook, que además de su popular plataforma es dueño de WhatsApp e Instagram, anticipó hace algunos meses su intención de frenar la desinformación sobre esta temática sensible. Ahora, el sitio Buzzfeed News dice que la compañía de Zuckerberg usará inteligencia artificial para combatir la divulgación de las campañas antivacunas.

La tecnología, aún en etapa de desarrollo, será aplicada en Instagram. De acuerdo a la fuente, esos contenidos tendrán un tratamiento similar al que reciben los posteos que incitan el suicido y las autolesiones.

¿Qué ocurrirá cuando el sistema detecte campañas anti vacunación? No se espera que sean bloqueados o prohibidos, sino que incluirán junto a ellos un cuadro informativo para alertar, generar consciencia y ofrecer canales de contacto con especialistas.

Por lo demás, la implementación de esta inteligencia artificial (que ya se usa para barrer con otros posteos no deseados) sí limitará la visibilidad de esos contenidos en el feed de la red social.

Cabe recordar que otras plataformas, incluidas las de Facebook y otras como YouTube, hace un tiempo determinaron que las publicaciones con campañas antivacunas no pueden monetizar su contenido.