El gobernador confirmó que se inaugura el martes. Pedro Morini, ministro de Obras públicas de la provincia, explicó los detalles del nuevo edificio.

 

El próximo martes 14 de mayo se inaugurará el nuevo edificio del hospital Iturraspe. El nuevo efector se encuentra en la intersección de la Avenida Blas Parera y Gorriti. Tiene una superficie utilizable de 18.680 metros cuadrados y demandó una inversión de más de 700 millones de pesos por parte de la Provincia y Nación.

Pedro Morini, ministro de Obras públicas de la provincia, dijo que es uno de los mejores hospitales de Latinoamérica y explicó las características del nuevo edificio.

Características

El nuevo edificio cuenta con una planta baja donde se hace la atención al público y la espera de los pacientes para ser atendidos, en cuanto a las dimensiones el salón tiene 140 metros de largo y abarca de Berutti a Gorriti. El mismo espacio tiene la sala por donde transitan los profesionales de la salud.

El edificio tiene una capacidad de 30.000 metros cuadrados que incluye un “entrepiso técnico” por donde se puede circular para controlar cañerías, parte eléctrica, gases y está ubicado entre la planta baja y el primer piso del hospital. Desde ahí se accede a los quirófanos, a las habitaciones, consultorios y demás dependencias. “Es el corazón del hospital”, señaló.

Dicho entrepiso tiene la misma superficie del hospital por lo que permite controlar el funcionamiento de todos los servicios requeridos para su funcionamiento. Por lo que solo puede acceder el personal de mantenimiento que ya se encuentra capacitado para operar y se pueda corregir cualquier anomalía o problema que surja.

En cuenta a los distintos servicios que funcionan en el viejo hospital dijo que la parte de oncología se traslada al Cemafe y la pediátrica al Hospital de Niños. De todas maneras, el nuevo edificio contará con salas de internación con capacidad para 260 personas entre niños y adultos.

Hay entre “32 o 34” cunas para bebés y la misma cantidad de camas para la madres que se tengan que quedar a cuidar a sus hijos. También tendrán acceso a un comedor y un salón de usos múltiples.

Las habitaciones cuentan con dos camas “de las más modernas del mercado” y todas tienen baño privado accesible para personas con discapacidad. Además cuentan con un sistema de alerta en caso de que alguna persona se descomponga. Todas, aún las de terapia intensiva tienen vista hacia el exterior.

En general el edificio no necesita iluminación artificial porque tiene entrada de luz en todos los sectores.

En el primer piso además del sector de internación está la biblioteca, el auditorio que se podrá utilizar para distintos eventos. Un salón “para culto, no una capilla”. Además cuenta con aulas para cursos y demás actividades académicas. Hay un sistema de circuito cerrado para los quirófanos por lo que se puede retrasmitir las imágenes para poder ver las cirugías.

Dicho sistema permite cargar los datos de los pacientes, los estudios que se realicen estarán disponibles de manera online para que los médicos puedan acceder a los datos, “incluso antes de que el paciente llegue a la consulta”.

En cuanto a los ingresos hay dos uno por Gorriti y otro por Berutti. Quienes necesiten atenderse o visitar algún familiar internado, deben ingresar por calle Berutti, zona renovada y con todas las dársenas de estacionamiento. Cuando Gorriti esté terminada habrá un acceso peatonal.