El hecho involucra a cuatro personas. Dentro del departamento afectado vive una familia iraní que tiene una denuncia por usurpación.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) aún siguen en la búsqueda de las cuatro personas que el sábado por la tarde arrojaron gas lacrimógeno en un departamento de España al 1100. En el mismo, vive una familia iraní que tiene una denuncia por usurpación de la propiedad.

Fuentes de Fiscalía indicaron que “hay medidas en curso en relación a la identificación de los autores. Y, por ahora, se está a la espera de resultados”.

Medidas

Las medidas que se adoptaron tras el hecho fueron solicitar al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) un relevamiento de la escena. También toma de testimonios a moradores del edificio, vecinos del lugar y posibles testigos del hecho. Además, relevamiento de cámaras de la zona.

Rosario: investigan un ataque con gas lacrimógeno en un edificio céntrico

El hecho mantuvo en vilo durante toda la tarde del sábado pasado a los vecinos de un edificio en España 1129. Ya que la agresión hacia la familia iraní repercutió en todo el edificio, que tuvo que ser evacuado hasta que se disiparan los gases expedidos por el artefacto explosivo.

Caso inusual

Esta saga inusual comenzó el viernes por la noche, cuando Michelle F. (26), dueña del inmueble, realizó una denuncia contra Jamileh K. (55) en la comisaría 2º. El motivo fue que ésta última la amenazó con un arma blanca cuando la propietaria se acercó a dialogar con ella para pedirle que desistiera de la usurpación.

A la par de su presentación en la comisaría céntrica, la propietaria también adjuntó una denuncia por usurpación que realizó el 29 de marzo en el Centro Municipal de Distrito Centro.

Ya el sábado, alrededor de las 15 y según informaciones del Ministerio de Seguridad, dos agentes de la Brigada Motorizada se dirigieron hacia el mismo edificio de España al 1100 por el llamado de Jamileh K.. Manifestó que cuatro personas ingresaron al lugar, forzaron la puerta de su departamento en el tercer piso, arrojaron dentro del mismo un gas lacrimógeno y se dieron a la fuga.

Por el inconveniente resultaron afectados ella y tres personas más que se encontraban en el departamento, también iraníes.

Atención

A raíz del hecho, Jamileh K. fue trasladada al Hospital Centenario para ser atendida por dolores en el pecho. Mientras que en el lugar se atendió a Alí Akbar A. (23), Zahra A. (19) y Mohammadreza A. (15), quienes se negaron a ser trasladados a un centro asistencial.

Tras ello, agentes policiales dialogaron nuevamente con Michelle F., quien manifestó que cuatro personas de nacionalidad iraní le usurparon un departamento que es de su propiedad y que realizó una denuncia en la comisaría 2º.

Testigos del movimiento que turbó la quietud de la cuadra el sábado por la tarde aseguraron que la calle estuvo cortada varias horas y que los vecinos del edificio no pudieron ingresar por un lapso bastante prolongado.