El ministro de Gobierno dijo que “fue una falsa amenaza, como ha sucedido otras veces”. Y que el operativo policial se “hizo en un tiempo récord”.

El ministro de Gobierno Pablo Farías hizo referencia a la falsa amenaza de bomba en el hotel Río Grande. Es el lugar donde funciona el centro de cómputos y búnker de Cambiemos.

“¿Qué se supo de la amenaza de bomba que hubo en el local de Cambiemos?”, le preguntaron a Farías. El funcionario contestó: “Fue eso, fue una falsa amenaza, como ha sucedido otras veces. Se hizo el procedimiento correcto; no se puede desestimar más allá de que todo indicaba de que era una amenaza falsa. Hay que hacer un protocolo de revisión con el personal de bomberos y de explosivos de la policía de la provincia y se hizo en un tiempo récord“.

Consultado si será posible dar con el autor de la amenaza, dijo: “La amenaza estaba contenida en una nota colocada en una urna. La verdad es que no sé si el Ministerio Público de la Acusación va a poder determinar autores. Ojalá, pero es una tarea de investigación que van a tener que hacer los fiscales, de peritaje. Es muy pronto para poder saberlo“.

Respecto a que si el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, se comunicó con referentes de Cambiemos, Farías dijo: “Es probable. No hay ningún inconveniente en que el ministro de Seguridad se comunique con cualquiera de los candidatos. No hay inconvenientes