El jueves 2 de mayo el tribunal expondrá el fallo de primera instancia del caso Perassi, tras quedar concluidos los alegatos de clausura de las partes. 

El destino fatal de Paula Perassi y la responsabilidad sobre el mismo es el eje del juicio oral y público cuya etapa de alegatos de clausura culminó este viernes en el Centro de Justicia Penal. Comenzó el 21 de marzo pasado y cerrará el próximo 2 de mayo al mediodía. Será cuando el tribunal integrado por Griselda Strólogo, Mariel Minetti y Álvaro Campos dé a conocer su fallo. En el medio, pasó un centenar de testigos y presentaron sus teorías del caso la Fiscalía a cargo de Donato Trotta. La querella representada por Adrián Ruiz y José Ferrara y los abogados defensores. Los acusados se declararon inocentes.

El veredicto

Los jueces deberán resolver la situación de 9 imputados, 4 civiles y 5 policías. Todos implicados de alguna u otra forma en la muerte de la joven desaparecida el 18 de septiembre de 2011 en San Lorenzo. Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl, Mirta Rusñisky, acusada de practicar la interrupción del embarazo y Antonio Díaz, empleado de Strumia están acusados de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada. Y de aborto sin consentimiento seguido de muerte en calidad de coautor y en concurso real.

En tanto, al ex jefe de Cuerpos de San Lorenzo, Daniel Puyol se lo acusa por el delito de encubrimiento por favorecimiento personal y real. Y por no denunciar la perpetración de un delito cuando estaba obligado a promover la persecución penal de un delito de esa índole. Esto agravado por su condición de funcionario público, e incumplimiento de los deberes de funcionario publico en concurso real, en calidad de autor.

El resto de los uniformados, Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez, fueron apuntados por los delitos de encubrimiento por favorecimiento personal. También por no denunciar la perpetración de un delito cuando estaba obligado a promover la persecución penal de un delito de esa índole, agravado por su condición de funcionario público, e incumplimiento de los deberes de funcionario público. A su vez, por sustracción y destrucción de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente. Y falsedad ideológica de instrumento público en concurso real, en calidad de autor.

Búsqueda de justicia

La verdad viene desplazando la mentira. Vamos a esperar las últimas horas y luego, la sentencia. Pero esperando siempre encontrar los huesos de Paula”, sostuvo Alberto Perassi, el papá de Paula. Consultado acerca de Gabriel Strumia, quien fuera amante de su hija y está acusado de su muerte, y durante el juicio aseguró que la pareja de Paula, Rodolfo Ortiz, le había pegado unos días antes de desaparecer, remarcó: “Esto nunca se dijo en 7 años, no existe, tienen que justificar lo injustificable”. “La verdad está echada desde el primer día sobre la mesa de parte del fiscal y la querella”, agregó.

De esta forma se refería a los alegatos de clausura que tanto, el Ministerio Público de la Acusación como la querella, expusieron el miércoles pasado en el juicio. Ambas partes coincidieron en que existió una “estructura desaparecedora” en la que participaron los acusados en su totalidad para obligar a Paula a abortar – práctica en la que perdió la vida. Esto para luego deshacerse de su cuerpo. El fiscal Donato Trotta consideró que los Strumia actuaron como una “cofradía delictiva familiar”. Y reiteró el pedido de cadena perpetua para ellos, Rusñisky y Díaz. También, presentó una denuncia por falso testimonio contra Nicolás Strumia.

El abogado Adrián Ruiz, patrocinador de la familia Perassi, solicitó prisión perpetua para todos los civiles. Se diferenció de la fiscalía al pedir la misma condena máxima también para el comisario Daniel Puyol, por considerarlo partícipe necesario del hecho. Para el resto de los cuatro policías, solicitó 16 años de cárcel. De acuerdo a lo que precisó el diario Síntesis, señaló: “Hemos visto a una familia amenazada por reclamar por Paula. Viven bajo la protección del programa de testigo federal. Hemos visto testigos amenazados, testigos inducidos a mentir, testigos guionados. Pero por sobre todo hubo una desaparición de dos personas, Paula y un feto, que de acuerdo a Paula iba a nacer y si era nena se iba a llamar Agustina”.

Defensas

Durante esa jornada, declararon, en el marco de la exposición de su defensa a cargo de Fernando Sirio, Strumia y su esposa Michl. En el caso del amante de Paula, aportó como nuevo dato que la mujer le había contado días antes de desaparecer, que su pareja de entonces la había golpeado. Negó estar al tanto de un embarazo y se mostró como un hombre de trabajo muy ligado a su familia. Roxana, por su parte, se declaró inocente y aseguró haber desconocido la relación amorosa que mantenían su esposo y Perassi.

El jueves pasado fue el turno de Mirta Rusñisky, la mujer de 52 años, acusada de haberle practicado el aborto a Paula Perassi contra su voluntad. Según Síntesis, declaró ser “totalmente inocente”. “Jamás cometí un aborto en mi vida”, afirmó frente al tribunal. También aseveró que “no conocía el caso Perassi hasta que en 2014, un vecino que siempre tuvo discusiones con nosotros, le dijo a mi yerno con el que teníamos problemas familiares, que me ponga en este caso. Entonces él me acusó de abortera”, declaró.

Darío Díaz, ex empleado de Gabriel Strumia, también habló en el marco de los alegatos de clausura e intentó despegarse del hecho. Síntesis publicó que el hombre de 36 años declaró: “Me estoy jugando la vida en este juicio y soy inocente” y agregó en otro tramo: “Declaré en dos oportunidades más y dije siempre lo mismo, que no tengo que ver en esta causa, que no sé por qué estoy involucrada en esto, nunca conocí a Paula Perassi”, insistió.

Otro de los acusados que declaró en el juicio por la desaparición fue el ex comisario inspector Daniel Puyol, quien se encuentra arrestado desde hace cuatro años, actualmente en condición domiciliaria. “En 2012 le mandé una carta documento al señor Perassi para que deje de hablar todo lo que estaba hablando, pero siguió, hasta que en 2014 el abogado Ferrara dice que yo tenía entrecruzamientos de llamadas con Strumia el domingo, cosa que es mentira. La jefatura de Policía de la provincia me dio el pase a la ciudad de Santa Fe. Yo llevaba una carrera intachable y me sacaron de mi lugar”, lamentó, de acuerdo al relato publicado por Síntesis.