Samsung postergó el lanzamiento de su teléfono plegable

Sería por fallas en la pantalla. El anuncio es una reacción a reportes de especialistas que probaron el Galaxy Fold y encontraron diversos problemas en el funcionamiento del celular.

Después de muchos años de anticipos y promesas, Samsung presentó su primer smartphone plegable. Lo hizo en las jornadas previas al MWC 2019 celebrado el pasado febrero en Barcelona. El Galaxy Fold acaparó la atención de la industria, postulándose como el abanderado de una nueva categoría.

Pero el entusiasmo inicial decayó. Tal como contamos acá, periodistas probaron el equipo antes de su disponibilidad comercial y en la experiencia descubrieron falencias graves en el Galaxy Fold.

Con apenas unos días de uso, algunas unidades tuvieron fallas en la pantalla (se apagaba en forma intermitente) y muchos quitaron una capa protectora que debía permanecer en el dispositivo. Pero el fabricante no había hecho la advertencia.

La acumulación de reportes en esta dirección obligó a Samsung a tomar cartas en el asunto. La empresa surcoreana decidió postergar el lanzamiento del flamante Fold, a pocos días de la fecha prevista para su lanzamiento.

“Queremos que nuestros clientes tengan la mejor experiencia posible. Esta es la razón por la cual, luego del feedback, tomamos la decisión de postergar el lanzamiento del smartphone para asegurarnos que cumpla con los altos estándares que sabemos se espera de nosotros”, dijeron desde Samsung. Y comentaron que anunciarán la nueva fecha de lanzamiento comercial en las próximas semanas.

Si bien el fabricante todavía no reveló coordenadas temporales para la disponibilidad comercial del Fold, The Wall Street Journal señala que eso ocurrirá durante mayo.

Falencias al descubierto

Los teléfonos plegables se postulan como un posible salvavidas para un sector de la industria que necesita renovarse y repuntar. Analistas dicen que la producción de smartphones caerá este año a su nivel más bajo desde 2013. En este contexto, los plegables aparecen como un arma de seducción para impulsar las ventas.

Hay que decir que la apuesta no es exclusiva de Samsung. Otros fabricantes como Huawei, TCL, Xiaomi, ZTE y Oppo, entre otros, también son o serán parte de la movida. Muchos de esos planes fueron públicos en el MWC 2019 y que podés repasar en el siguiente tuit.

Sin embargo, tal como repasamos en TN Tecno, estos modelos con pantalla plegable tienen puntos débiles que obstaculizan su ánimo revolucionario. Uno de ellos es monetario: los ya presentados tienen precios muy altos. El Galaxy Fold rondará los 2.000 dólares y el Huawei Mate X asciende a los 2.600 dólares.

Otro punto flaco de estos equipos es la resistencia. La capacidad de plegarse es atractiva en primera instancia, ofreciendo versatilidad: estos teléfonos pueden tener las características de una tablet en su formato desplegado. Pero eso también hace que sean débiles ante las caídas, los pliegues consecutivos a lo largo del tiempo, y propensos a otros daños en la pantalla.

El primer recorrido de Galaxy Fold confirma estas fallas. Más aún, el anuncio por parte de Samsung.

Al respecto, un ejecutivo de ZTE dijo recientemente que los celulares plegables ahora tienen muchas falencias, pero que mejorarán dentro de cinco años. Al parecer, esta revolución en la industria móvil deberá ser paciente y esperar su momento.