Los santafesinos tenemos que enfrentar la inseguridad y para eso necesitamos estar preparados: no podemos improvisar”, dijo Cantard ante vecinos de Dorrego. Estuvo en el barrio trasladando a los vecinos el plan Seguridad 360 para la ciudad. 

El candidato a intendente Niky Cantard visitó esta mañana barrio Coronel Dorrego junto con el intendente José Corral y conversó con vecinos sobre la propuesta de Seguridad 360 para la ciudad.
“El gran problema que tiene la ciudad es la inseguridad, tenemos que enfrentarlo y para eso necesitamos estar preparados: no podemos improvisar”, dijo Cantard, quien fue contundente al indicar que “Santa Fe no puede volver al pasado, tiene que mirar al futuro con decisión, y el futuro es pensar a la ciudad con proyectos serios, planificación para trabajar los temas más importantes para los santafesinos, y enfrentar los problemas”.
En el Paseo Sarmiento, que es un símbolo de espacios recuperados y ganados a la inseguridad, Cantard comentó a los vecinos parte de la propuesta de Seguridad 360 para la ciudad.
“Coronel Dorrego es el modelo de intervención integral que queremos llevar a toda la ciudad: se ha trabajado en obras, se ha trabajado en educación y se ha trabajado en seguridad, que son los temas que más nos preocupan a los santafesinos”, indicó Niky Cantard, quien estuvo acompañado también por la candidata al Concejo, Inés Larriera, y por Adriana Molina, candidata al Senado.
“Seguridad 360 propone apoyarnos en la última tecnología para tener datos en tiempo real que nos permitan trabajar conjuntamente con las fuerzas de seguridad, a través de cámaras inteligentes, sensores de disparos, pórticos de acceso a las ciudades y un nuevo centro de monitoreo integral que triplique el funcionamiento del actual”, explicó.
Finalmente agregó que “todas estas acciones son insuficientes si no tenemos un gobierno provincial que acompañe la conducción de la fuerza de seguridad con decisión, porque el gobierno de la ciudad puede hacer mucho pero no reemplaza al patrullero, ni a las recorridas de la Policía”.
Antes de estas intervenciones, Coronel Dorrego era llamado “La Chaqueñada”. La intervención del gobierno de la ciudad a partir de la instalación de servicios básicos y de espacios claves como el jardín maternal y la escuela de trabajo modificaron drásticamente el barrio y la vida de sus habitantes.