El número de muertos ascendió a 320.

El grupo islamista radical Estado Islámico (EI) reivindicó este martes la serie de atentados coordinados perpetrados en Sri Lanka. Los ataques fueron contra iglesias y hoteles de lujo. Causaron la muerte de más de 320 personas el pasado domingo de Pascuas.

Bombas golpean a Sri Lanka: tres iglesias entre los ocho objetivos

Los autores de los ataques contra los ciudadanos de los países de la Coalición (anti-EI) y los cristianos en Sri Lanka de anteayer son combatientes del EI“, anunció el grupo yihadista. Fue a través de su agencia de noticias Amaq.

Los atentados

Los atentados dejaron un saldo de más de 300 muertos y 500 heridos de distintas gravedad. Ayer se hicieron tres minutos de silencio en todo el país a las 8:30, la hora exacta de la primera explosión en la iglesia católica San Antonio de Colombo. Más de mil personas asistieron a los funerales en la iglesia San Sebastián de Negombo. Allí todavía se ven las marcas de la explosión, con estatuas y bancos totalmente destruidos.

Desde Unicef informaron que entre las víctimas fatales hay 45 niños. Y un número similar de menores con heridas graves. El dato fue confirmado en Ginebra el portavoz del organismo, Christophe Boulierac.

Sri Lanka: ascienden a 290 los muertos

Los primeros elementos de la investigación sobre los atentados muestran que fueron en represalia por la reciente masacre en dos mezquitas de Nueva Zelanda, anunció el martes el ministro esrilanqués de Defensa. “Las investigaciones preliminares revelaron que lo que ocurrió en Sri Lanka fue en represalia por el ataque contra los musulmanes de Christchurch”, declaró ante el parlamento Ruwan Wijewardene, en referencia al ataque que causó 50 muertos el 15 de marzo en dos mezquitas de la gran ciudad del sur de Nueva Zelanda.