El director del nosocomio, Juan Pablo Poletti habló de la actividad durante Semana Santa y la implementación del nuevo sistema de atención por triaje.

 

El fin de semana pasado se produjeron varios ingresos al Cullen, la mayoría por accidentes de tránsito. El viernes feriado, fue el día de mayor actividad. Los atendidos son en su mayoría motociclistas involucrados en los siniestros viales.

El director del nosocomio Juan Pablo Poletti, hizo un balance del trabajo del fin de semana en el hospital y la implementación del nuevo sistema de atención por triaje, es decir, según la gravedad de los casos.

Durante el feriado de Semana Santa, hubo más de 700 atenciones en los cuatro días y el mayor índice de ingresos se dio por politraumatismos a causa de accidentes de tránsito, donde las motos protagonizaron casi el 90% de los hechos. “El vienes fue el día pico, subió la estadística porque hubo casi 20 ingresos por accidente de tránsito, completando un total de 60 ingresos en los cuatro días”, explicó.

En cuanto a heridos en hechos policiales y agresiones, fueron 18 casos en total. Por arma blanca y de fuego, fueron 10 y 8 agredidos por peleas o riñas en los cuatro días.

Sumado a los infartos y ACV que “no pararon”, la actividad fue intensa el fin de semana en el hospital.

En cuanto al trabajo con la implementación de la nueva guardia, Poletti señaló que “el trabajo está más ordenado en cuanto a que está más contenida la gente que está tomando bien la nueva modalidad de atención por triaje”.

El sistema implica que se atienda por orden de prioridad, a pesar de los errores que se puedan cometer en la aplicación y la queja de algunos pacientes “se trata de un sistema justo que es atender por prioridad y no por orden de llegada que hacía que la guardia sea injusta cuando el que necesitaba más atención debía esperar y a veces demorábamos más de lo necesario”, concluyó.