Se trata de un joven de 25 años que fue golpeado por los custodios de una disco en Los Polvorines.

Un adolescente sufrió graves heridas al ser golpeado por los custodios de un boliche de la localidad bonaerense de Los Polvorines. El incidente se registró el sábado a la madrugada en la disco Camelot. El muchacho fue abandonado en la calle, frente al local bailable, inconsciente. Se debate por su vida.

El hecho

El padre de la víctima vive enfrente de la disco. Fue alertado por testigos sobre lo que le había pasado a su hijo y salió a ayudarlo. De inmediato, llamó a un servicios de urgencias. Una ambulancia traslado al herido a un hospital zonal, donde quedó alojado en la unidad de cuidados intensivos, en estado grave.

Fue identificado como Sergio Correa, de 25 años. Su hermana contó que “había ido a jugar al fútbol y luego pasó un rato por el boliche, porque su papá vive enfrente”. Y añadió: “Cuando un amigo se fue al baño, lo agarraron varios patovicas y lo sacaron a los empujones y golpes. Al parecer hubo una pelea adentro y se la agarraron con él, que no tenía nada que ver”.

Las cámaras de videovigilancia de la zona muestran como los patovicas sacan al joven a la calle. Y ahí tres custodios del local lo golpean salvajemente. “El no había tomado nada, se lo ve tranquilo, ni atacando ni tirado ni nada. Solo preguntaba por qué lo habían sacado”, contó la hermana del muchacho herido.

El muchacho quedó tirado en la calle inconsciente. “A las 5.15 ya estaba en el hospital. Uno de los chicos llamó a la casa porque él vive enfrente y todos se conocen ahí. Salió mi papá, como estaba, desesperado a pedir un auto para que los lleven, porque lo tenían ahí tirado”, continuó su relato la joven.

“Enfrente se reían, que ellos no tenían nada que ver. Hicieron abandono de persona totalmente. Allí fue cuando cayó la policía y la ambulancia. Y los patovicas dijeron que ni siquiera sabían que había alguien tirado en la calle”, concluyó.