Una multitud de fieles en el Vía Crucis

Ayer, Viernes Santo, fecha de hondo recogimiento para la cristiandad en la que se conmemora la pasión y muerte de Cristo.

Los fieles acompañaron con gran fervor la procesión

Ayer, Viernes Santo, fecha de hondo recogimiento para la cristiandad en la que se conmemora la pasión y muerte de Cristo. Una jornada de duelo donde se recuerda el dolor de Jesús hasta dar su vida por crucifixión.
En esta jornada hay una tradición que es muy convocante para los fieles: el Vía Crucis, rezo que es conocido como Camino a la luz, en nuestra ciudad, como ocurre todos los años se llevó a cabo anoche, por las calles internas de la plaza 25 de Mayo, partiendo desde la Catedral San Rafael.
Una verdadera multitud se dio cita para exponer públicamente esta manifestación de fe. En el rezo del Vía Crucis  se acompaña a Jesús en sus horas finales, mientras se repasan los catorce estaciones), desde su condena hasta su muerte y sepultura.
Tal como ocurrió con la caminata a las siete iglesias, por la mañana, el Vía Crucis reunió a una importantísima cantidad de cristianos, que iniciaron su marcha pidiendo perdón por sus pecados, rezando el Pésame. Tras recorrer las 14 estaciones, la marcha culminó donde había iniciado, en la Catedral San Rafael.