Las fuertes ráfagas de viento levantaron los techos de chapa de varios galpones. El granizo también fue fuerte durante algunos minutos. El gobierno local está evaluando los daños.

 

La tormenta que golpeó a Santa Fe durante la mañana tuvo una mayor intensidad en la ciudad de Esperanza, con caída de granizo y fuertes ráfagas de viento que “volaron” los techos de algunos galpones.

El temporal de lluvia, viento y granizo ocasionó graves daños: se voló el techo de las empresas Fachini y Sica, y el del SUM del Centro de Industria, Comercio y Afincados (CICAE). También hubo daños en viviendas y en la cancha de la Asociación Juventud Unida: se desplomó una de las grandes parrillas de luces del campo de juego y un paredón completo.

Por otra parte, la sede de las Facultades de Ciencias Agrarias y Veterinarias de la UNL sufrió las consecuencias del temporal, con árboles caídos sobre algunos de los vehículos estacionados en el frente, y la caída de una parte del cielorraso del auditorio.

El secretario de Obras Públicas de esa cabecera departamental, Martín Franconi, especificó que el sector afectado es el que “va desde la ruta 70 hacia el lado norte, abarcando una franja importante”.

A los daños ya enumerados, agregó que el 25% de la ciudad no tiene energía eléctrica. Además, dijo que si bien no hay evacuados por el fenómeno, algunas personas debieron mudarse debido a la voladura de techos en sus casas. En cuanto a las clases, sostuvo que son prácticamente normales, aunque algunos establecimientos decidieron suspender las actividades durante la tarde de hoy.