Se trata de documentos fechados entre 1975 y 1984. Es la última entrega de cuatro y provienen de 16 agencias diferentes, entre ellas la CIA y el FBI.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, recibió ayer en Washington la cuarta entrega de documentos desclasificados. Los mismo, relacionados con abusos a los derechos humanos cometidos por la última dictadura militar en la Argentina.

Los documentos

La documentación, más de 40 mil páginas reunidas en seis CD, tiene la particularidad de casi no tener tachaduras (censura). Esto a diferencia de otras entregas. Y a la vez incluye materiales anteriores a la irrupción militar y luego de la caída del gobierno de facto. Llamó la atención que no participaron del acto representantes de organismos de derechos humanos, entidades que iniciaron el pedido de desclasificación.

De acuerdo a lo detallado por el ministerio que conduce Garavano, se trata de la mayor entrega por parte de Estados Unidos a otro país de material desclasificado. Esto en cuanto a su volumen y calidad de archivo. David Ferriero, archivista nacional de los Estados Unidos, le entregó en mano al ministro una caja blanca con seis CD con todo el contenido de los archivos. Un 97 por ciento sin ningún tipo de censura, un porcentaje considerado muy elevado. Lo que permanece secreto, se destacó, está relacionado con otros países. “Este proyecto es fundamental, atravesó dos administraciones, involucró 30.000 horas de trabajo por parte 320 personas”, dijo el funcionario estadounidense.

Durante la entrega, Ferriero leyó un mensaje del presidente Donald Trump dirigido al jefe del Estado argentino, Mauricio Macri. “Es mi esperanza que esta desclasificación ayude a los argentinos en el proceso de sanar sus heridas”, destacó el mandatario norteamericano.

Pedidos de entrega

Los documentos entregados provienen de 16 agencias del gobierno de los Estados Unidos, incluidas la CIA y el FBI. Lo que pone punto final a un proceso que llevó largos años de gestiones de parte del gobierno argentino y los organismos de derechos humanos. Las anteriores entregas se hicieron en agosto y diciembre de 2016. Y la tercera en abril de 2017, como parte de un proceso de apertura del secreto iniciado durante la presidencia de Barack Obama.

Hasta el momento, el gobierno norteamericano entregó unos 6.000 documentos relacionados con personas desaparecidas durante la dictadura en Argentina.

Los documentos fueron entregados en una caja de madera, color blanco antiguo, atada con una cinta blanca.

El acto se desarrolló en Washington en la Agencia de Archivos Nacionales y Administración de Documentos de los Estados Unidos.

Garavano calificó el hecho como algo “histórico” ya que se trata de la “mayor entrega de documentación, que es información que ha sido desclasificada y que el gobierno argentino pondrá a disposición del Archivo Nacional de la Memoria, para que pueda ser analizada”.

En la actualidad, en el sitio http://desclasificacion.cancilleria.gob.ar/ se encuentran más de 6.800 documentos públicos y secretos emitidos por la Cancillería entre 1976 y 1983.