Ocurrió esta mañana en la terminal santafesina. Los alumnos de 5º año vieron que el hombre se comportaba raro y dieron el aviso. Había consumido sustancias.

 

Una alarmante situación se vivió en la terminal santafesina. Un contingente de alumnos de quinto año del Colegio Nuestra Señora del Calvario se disponía a viajar en un colectivo contratado a Expertur, cuando vio comportamientos raros en uno de los choferes que los trasladaría.

Los chicos, de 17 años, empezaron a preocuparse, hasta que se dispuso que se le realizaran controles al trabajador. El resultado confirmó lo que los estudiantes sospechaban: el hombre dio positivo en narcolemia. Esto quiere decir que pretendía conducir con alguna sustancia o estupefaciente en sangre.

Cuando se enteraron, un grupo de padres y los alumnos se dirigieron indignados a la empresa, que se vio obligada a buscar otro chofer y, preventivamente, a cambiar el vehículo.

Lo cierto es que lo sucedido empañó lo que iba a ser una sorpresa: mientras los chicos creían que iban a un predio perteneciente a la escuela, lo que les tenían preparado era una escapada a María Grande, Entre Ríos. Por eso iban con el vicedirector y dos tutoras.

De todas formas, el relato tuvo final feliz: el susto pasó y los chicos ya están de minivacaciones en esa localidad entrerriana.

Sobre el episodio, Martín De Lucca, presidente de la Asociación de Turismo santafesina y entrerriana, dijo en Al Derecho y Al Revés que recomienda que las salidas de este tipo de viajes estudiantiles sean desde la Terminal de Ómnibus.

“De esta manera se logra que el personal que regula el transporte terrestre haga la inspección pertinente. Ellos pueden hacer el control completo no solo de los vehículos sino también de la libreta de descanso de los choferes y los test de narcóticos”.

Debido a esos controles, consideró que “se evitó que el colectivo que debía salir hoy lo hiciera con otro chofer”, y agregó: “Los que contratan el servicio deben exigir que el colectivo no salga desde la plataforma hasta que ese control no esté hecho”.