Newell’s piensa en el futuro técnico. Ahora con más intensidad que hasta hace unos días, más allá de que se sabía que Héctor Bidoglio iba a dejar el cargo tal como adelantó días atrás Ovación. El bochorno en todo sentido sucedido en Santa Fe el domingo, con eliminación de la Copa Argentina e incidentes repudiables, aceleró los tiempos y la dirigencia le pidió al técnico que se quede hasta el final de la Superliga para agilizar la búsqueda. “Tendrá que ser la de un entrenador con espalda”, dejó en claro una voz cercana a la entidad. Y por supuesto que el nombre que figura y al que la dirigencia fue a buscar el año pasado es Sebastián Beccacece. Es aquí donde se abre otro interrogante en todo esto y una rápida pregunta: ¿Ñuls tendrá que ingresar en las redes del empresario Christian Bragarnik como lo hicieron muchos equipos? El hombre del fútbol hizo negocios con la Lepra e incluso visitó hace unos años el predio de Bella Vista, más precisamente el 16 de diciembre de 2016, cuando estuvo charlando con el presidente Eduardo Bermúdez.

Una serie de clubes tienen vinculación con Bragarnik, como también entrenadores que parece que deben quedar a su merced para trabajar. La dirigencia le apunta a Beccacece, fanático hincha de Newell’s y que siempre menciona al club de sus amores. Por supuesto que “esto (el fútbol) es por plata” y Ñuls tendrá que hacer todos los esfuerzos necesarios para seducirlo. Mucho dependerá lo que suceda con Defensa y Justicia en el final de la Superliga, porque si llega a quedarse con el título las ofertas que reciba se multiplicarán aún más.