La Ceremonia de Clausura, inolvidable por donde se la mire, reconoció a los deportistas, así como también a los voluntarios que hicieron que todo sea posible. “Mi agradecimiento a todos los que durante estos años planificaron, pensaron y soñaron con esto, y que durante estos diez días dejaron el alma para cada deportista, cada visitante y cada espectador haya podido disfrutar de los Juegos”, expresó la intendenta Mónica Fein.

“No fue fácil, demandó mucho esfuerzo y pocas horas de sueño, pero tuvimos la oportunidad de mostrarle al continente de lo que somos capaces, de como nos levantamos ante las tormentas, ni el viento ni la lluvia pudo con los voluntarios, voluntarias y organizadores, quienes en las difíciles hicieron todo para que se siga jugando”, agregó Fein.

La intendenta felicitó además a “todos los deportistas por una competencia ejemplar, llena de alegría y amistad, en los que le mostraron a miles de chicos los valores del deporte. A todos aquellos y aquellas que dejaron todo para quedarse con una medalla, siempre respetando el juego limpio y la lealtad”.

“No tengo dudas que se llevan lo mejor de esta ciudad que es el calor de su gente. Sepan que la ciudad no va a parar, porque nunca lo hace, y no tengo dudas que, como lo dije desde el primer día, este es solo el punto de partida para seguir pensando en grande. Para nosotros no hay descanso, y sepan que desde mañana mismo comenzamos a trabajar muy duro para los Juegos Suramericanos de la Juventud del 2021”, añadió Fein.

A renglón seguido fue el turno del discurso del gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, quien agradeció a atletas, voluntarios y organización por “una fiesta deportiva que sin dudas superó todas las expectativas”.

“Hace más de 400 días que nos venimos preparando. El rotundo éxito de estos Juegos de Playa son consecuencia del trabajo de muchas personas. El deporte es una herramienta de unión e inclusión. Y por eso la pudieron disfrutar todos los rosarinos y santafesinos”, puntualizó el mandatario provincial.

Más tarde, el presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez, destacó “el espíritu deportivo” de los atletas, y aseguró que “Rosario 2019 marcará un antes y un después en los Juegos de Playa”.

La Ceremonia terminó con baile. Y contó además con un final artístico a cargo de Aldana Moriconi y Manu Ansaldi con el ballet de Pecky Land y la especial participación de otra de las estrellas de los Juegos: Guazú.

Rosario 2019 se despidió con la satisfacción de haber albergado una verdadera fiesta deportiva multidisciplinas tras casi 40 años. Y con una organización acorde a la circunstancia que el evento merecía.