El politólogo Sergio Berensztein analizó la política actual en el país, en especial en esta última semana. Macri, Cristina Kirchner, Miguel Lifschitz y las elecciones.

Cristina, cuba y Argentina

Según Berensztein, ha generado muchas dudas el viaje de la ex presidenta, “sobre todo por el polémico video a través del cual informó la enfermedad de su hija. Había dudas incluso si iba a regresar. Mucha gente piensa que Florencia (Kirchner) no va a volver. E sun tema que cruza a toda la sociedad y hay opiniones divididas. Veremos ahora si avanzan los juicios y Florencia sigue sin presentarse. Podría ser declarada en rebeldía”, analizó en comunicación con el periodista Bigote Acosta en La Mañana Entera.

Cristina y Florencia
Creer y seguir creyendo

Consultado sobre Marcelo D’Alessio y el espionaje ilegal, Berensztein indicó “que el tema de los cuadernos tiene mucha similitud en todo el electorado no kirchnerista. Es decir, no hay duda respecto de lo que se ha venido develando, y es un caso bastante raro en Argentina.

“Con D’Alessio, recién estamos enterándonos, de las ramificaciones que en la Argentina existen con esa clase de gente involucrada directa o indirectamente, en las cloacas de los servicios de inteligencia. Ahí, creo que la Argentina tiene una deuda consigo misma, de transparentar de una vez por todas, esta clase de instituciones, que existen en todos los países. No es el único caso en donde traen problemas. Es muy difícil de regular el servicio de inteligencia. En EE.UU. hay polémica respecto del FBI y de la CIA, imaginémonos nosotros. Lo que más llama la atención es el involucramiento con la política”, analizó el politólogo.

Marcelo D’Alessio

“Esto debe replantear las tácticas de la política respecto de este manejo de la información. Es muy tentador para los políticos poder acceder a información de inteligencia, sobre todo de lo que hacen sus opositores. No es la primera vez que vemos a políticos ansiosos por acceder a esta información. Debe haber una actitud más prudente”, dijo Berensztein.

Sin confianza en la justicia

Consultado sobre los dichos del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, en su primer discurso. Donde dijo que “los argentinos están perdiendo la confianza en el Poder Judicial. Hay dudas de que nos comportamos como verdaderos jueces de una democracia republicana”. Berensztein dijo que “hizo una importante autocrítica, muy valiente. Que el titular de uno de los poderes del Estado plantee semejante polémica. Ojalá los titulares de los otros poderes pudieran hacer lo mismo”.

El panorama para las elecciones

Veo dos tendencias, que está todavía en transición. Veo un oficialismo que está pasando por su peor momento. Que pensaba ya a esta altura que se iba a empezar a revertir la situación. Siguen esperando ellos que el comienzo del segundo trimestre, con magia de las exportaciones por parte de los chacareros se revierta la cuestión económica. Cambiemos es una fuerza que está perdiendo popularidad, con un presidente que está tratando de consolidar su base más fiel, para luego recuperar un poco de terreno. Y llegar después a un mágico 35% en agosto y aspirar a ser competitivo en octubre o noviembre”.

“El segundo vector es la indecisión de la oposición. Todavía hay dudas de la candidatura de Cristina, hay dudas incluso en el votante de Cristina. Hay interrogantes de la manera de elección que van a tener otros participantes de las elecciones. Los escenarios cambian en función de algunas decisiones. Si Cristina no compite, todo el negocio de “la grieta” se le acaba a Marcos Peña. Cristina destruye la estrategia del oficialismo si no se presenta”, añadió Berensztein.

Internas en la provincia de Santa Fe

“En Buenos Aires tiene mucha trascendencia el esfuerzo que está haciendo hoy Lavagna para darle más diversidad a su construcción política. Y tanto su viaje a Córdoba como las reuniones que tiene permanentemente con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lisfschitz, ponen de manifiesto estas características de liderazgo que tiene Lavagna”.

Según Berensztein, “Lavagna tiene la posibilidad de construir un entramado crítico, de mayor densidad en términos conceptuales, ideológicos, justamente con la contribución de algunos intelectuales que ven en él, una posibilidad que ciertamente no encontraron con el kirchnerismo ni con Macri”.

 

Escuchá la nota completa: