La madre y su hijo de 12 años siguen internados en el Heca y el Vilela, respectivamente. El padre y la hermanita de 7 murieron en el choque.

En las guardias del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y el Hospital de Niños Vilela se vivieron ayer momentos desgarradores. Los seres queridos y allegados de la familia González se fueron acercando en el transcurso del día. Fue para conocer el estado de salud de la madre y el hermanito de la niña de 7 años quien, junto a su padre de 42, murieron en la tarde del miércoles en un accidente en barrio Las Delicias.

Los heridos se recuperan en ambos centros asistenciales mientras que los equipos de salud mental hicieron los primeros contactos. Ante la fiscal Valeria Piazza Iglesias, un testigo declaró que el Renault 12 en donde se desplazaban cruzó el semáforo en rojo.

El accidente

Todo era dolor y desconsuelo tanto en el Heca como en el Vilela. La familia de Tío Rolo quedó destrozada tras el choque que se produjo, a las 19, en Ovidio Lagos y Camino Viejo a Soldini.

Por Lagos se desplazaba el camión con acoplado Mercedez Benz 1215 conducido por Jorge Alberto P., de 48 años, y oriundo de Pavón Arriba.

El Renault 12, patente RKZ 386, se cruzó a alta velocidad. Era tripulad por Víctor González, quien murió en la colisión. También falleció Emily, la hija de 7 años.

Un hombre y su hija de 7 años murieron en un accidente en barrio Las Delicias

El siniestro se produjo a pocas cuadras de donde se domicilia la familia, en barrio Tío Rolo, a la altura de Lagos al 7100. Unidades del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) trasladaron desde el lugar del accidente a Amalia Gómez (de 41 años) y Esteban, de 12, quienes sufrieron politraumatismos en el interior del Renault 12.

Evolución favorable

Según indicó el subdirector del Heca, Germán Camiletti, la mujer fue operada de una fractura de fémur y se encontraba estable hemodinámicamente. Lúcida, con politraumatismos y un golpe en la muñeca. “La paciente está en observación y podría ser trasladada a un centro privado”, apuntó el subdirector.

En tanto, la directora del Vilela, Viviana Esquivel, indicó que Esteban, el niño de 12 años, permanecía en la unidad de cuidados críticos. “Estaba lúcido, estable. Tuvo una lesión temporomaxilar (se le practicó una cirugía facial reparadora). Además de una fractura en la cabeza sin compromiso del glóbulo ocular. Además, fue estabilizado de una fractura en la tibia derecha“, detalló Esquivel para indicar que si bien está evolucionando bien, habrá que esperar el desarrollo en los próximos días.

En ambos casos, los equipos de salud mental estaban aguardando la autorización de los médicos para comenzar a abordar a los familiares.

Declaración

Ayer, la fiscal que entiende en la causa, Valeria Piazza Iglesias, confirmó que a Fiscalía acudió a prestar declaración un testigo presencial del hecho. Se trata de un policía que venía patrullando detrás del camión y manifestó que el Renault pasó en rojo a una velocidad bastante rápida. La declaración coincide con el lugar en el que el Renault 12 impactó al camión en las ruedas traseras del acoplado.

La fiscal Piazza Iglesias ordenó secuestrar las cámaras de una empresa ubicada frente al lugar de la colisión.

Por otro lado, no manejaba hasta ayer como hipótesis que el auto se hubiera quedado sin frenos, aunque todavía resta una serie de pericias por concretarse. La dinámica del accidente parece bastante clara.