Michel Temer, presiente de Brasil
Lo involucró un arrepentido que dio detalles acerca del esquema de corrupción al interior del partido al que pertenece Temer.

La detención de Temer la ordenó el juez federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas. También solicitó los arrestos del ex ministro de Minería y Energía, Wellington Moreira Franco, y del ex ministro de la Casa Civil, Eliseu Padilhau.

Para dictar las detenciones el juez Bretas se basó en la declaración de Lucio Furnaro. Uno de los operadores del PMDB que detalló cómo funcionaba el esquema de corrupción en el Congreso brasileño.

En su relato, Funaro cuenta además que luego de romper su alianza con el gobierno de Dilma Rousseff, Cunha “pautó y encabezó la votación del juicio político de la ex presidenta”. Y que el ex legislador envió un mensaje a Funaro preguntando si tendría disponibilidad de recursos para poder comprar los votos necesarios de los diputados.

El financista no habla de números, pero asegura que ese dinero fue transferido a Cunha, a quien acusa de tramar diariamente el golpe parlamentario contra la representante del PT.