Todo comenzó cuando en noviembre del año pasado, la municipalidad detectó menores dentro de los boliches de la ciudad. Fue allí cuando se endurecieron los controles. Sin embargo, los chicos empezaron a reunirse de otra manera. Preocupa la cantidad de casos de menores que consumen todo tipo de sustancias en Reconquista.

El secretario de Control de la municipalidad de Reconquista, Fabián Fabrissín explicó lo que sucede al aire en Cadena Oh! “Los chicos ahora se reúnen en casas quinta. Lo cual no sería un problema si se lo hace de manera ordenada. Sin consumo de alcohol”.

“El problema que estamos viendo es que son fiestas clandestinas. Particularmente con lo que pasó el sábado armamos un operativo”. Según Fabrissín llegó una denuncia a la municipalidad sobre la realización de una fiesta con menores de edad y consumo de alcohol en una quinta. “También tuvimos colaboración de la policía local, y nos encontramos con música, luces, freezers con alcohol, y la mayoría eran menores”, señaló Fabrissín.

“Convocamos al padre del organizador, estaba sorprendido con lo que se encontró. Y estuvo muy bien. Se incautó toda la bebida y se clausuró el evento.

“Los fines de semana tenemos atención de menores en el hospital, dicho por los médicos, con alto consumo de sustancias de todo tipo. Se está caminando al borde del precipicio”, indicó Fabrissín.

Escuchá la nota completa: