Dujovne y Lagarde
Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un nuevo giro de 10.870 millones de dólares para Argentina, en el marco del multimillonario préstamo a tres años otorgado el año pasado al país, informó el lunes la institución.

 

“El personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre la tercera revisión del programa económico respaldado por el Acuerdo Stand-By“.

Sujeto a la aprobación del directorio ejecutivo (del Fondo), Argentina tendría acceso a aproximadamente 10.870 millones de dólares”, dijo el economista jefe de la misión, Roberto Cardarelli.

El comunicado de prensa del FMI, a continuación:

El señor Cardarelli emitió hoy la siguiente declaración:

El personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre la tercera revisión del programa económico respaldado por el Acuerdo Stand-By. Sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo, Argentina tendría acceso a aproximadamente US $ 10.870 millones (equivalente a DEG 7.8 millones)[1]. Se espera que la revisión del Directorio Ejecutivo ocurra en las próximas semanas.

Elogiamos los esfuerzos de políticas de las autoridades y la firme determinación de abordar los desequilibrios macroeconómicos y promover su plan de estabilización económica. Los altos déficits fiscales y externos, los dos desequilibrios al centro de la crisis financiera de 2018, se encuentran en medio de una corrección significativa. La actividad económica ha sido débil, pero hay buenas perspectivas para una recuperación gradual.

La inflación mensual sigue siendo alta y romper la inercia inflacionaria será un proceso largo que requerirá persistencia y coherencia en el enfoque cauteloso del Banco Central para la fijación de objetivos de base monetaria. El personal técnico, por lo tanto, da la bienvenida a la decisión de las autoridades de extender el crecimiento monetario de base cero hasta noviembre y de disminuir el ritmo al que aumentarán los límites de la zona de no intervención. Esta restricción del marco monetario contribuirá a reducir la inflación y a volver a anclar las expectativas de inflación.

Las autoridades han cumplido con su objetivo de déficit primario de 2018, demostrando determinación en la eliminación de la vulnerabilidad asociada con el desequilibrio fiscal de Argentina. Lograr un déficit primario cero en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental. Estos esfuerzos colocarán a la deuda de Argentina en relación al PIB en un camino decisivo a la baja. Será fundamental que los programas de gasto social de alto impacto se conserven durante este año y más allá.

El personal técnico apoya el plan del gobierno para realizar subastas de divisas diarias transparentes y anunciadas previamente (de US $ 60 millones por día que comienzan a mediados de abril) para satisfacer las necesidades de gasto fiscal del gobierno federal de US $ 9,600 millones. En la medida en que la moneda esté más apreciada que la zona de no intervención del Banco Central, las ventas se realizarán directamente al Banco Central en la cantidad correspondiente a su anunciada política de compra de divisas no esterilizada. La estrategia de las autoridades permitirá una utilización sin problemas del apoyo presupuestario del FMI.

La débil actividad económica y la alta inflación están teniendo impacto. En este contexto, apoyamos firmemente los esfuerzos de las autoridades para mitigar el impacto social de las políticas de estabilización necesarias, incluso a través de aumentos recientemente anunciados en el gasto social (que se ajustarán al programa a través de un aumento en el gasto de asistencia social de 0.2 a 0.3 por ciento de PIB).

La continua implementación del plan de estabilización del gobierno argentino sigue siendo esencial para consolidar el retorno de la Argentina a la estabilidad macroeconómica, a la reducción de la inflación y para sentar las bases de un crecimiento sólido, equitativo y sostenible. También será necesario un nuevo impulso de reformas del lado de la oferta para consolidar los logros ya alcanzados por el gobierno y garantizar una mejora sostenida en los estándares de vida de todos los ciudadanos de Argentina.

La misión se reunió con el Ministro de Economía, Nicolas Dujovne, el Gobernador del Banco Central, Guido Sandleris, y con otros funcionarios gubernamentales y miembros del sector privado y la sociedad civil. El equipo de la misión desea agradecer a las autoridades y a todos los demás interlocutores por su cálida bienvenida, su diálogo constructivo y su espíritu de cooperación”.